Nueva Consciencia: Nuevo paradigma, cosmovisión y ciencia

La palabra «ciencia» deriva del latín y significa «conocimiento». Conocimiento obtenido mediante la observación, experimentación y razonamientos a partir de los cuales se generan hipótesis, principios, leyes, etcétera, que, a su vez, generan cosmovisiones que cambian de dirección según la época.

Si echamos un vistazo breve a nuestra historia occidental, veremos, según el historiador y filósofo Richard Tarnas, que se pueden distinguir tres cosmovisiones prevalecientes en los últimos dos mil años: La Cosmovisión Clásica —el conocimiento es transmitido por los dioses a los oráculos; y más tarde la filosofía griega se aleja de ellos para entrar en la naturaleza y el poder de la razón—; la Cosmovisión Pre-Medieval o Moderna —cosmovisión de fe/superstición. El conocimiento deriva de la autoridad—; y la Cosmovisión Moderna Mecanicista o Edad de la razón, empírica, ciencia. Era de análisis, reduccionismo, individualismo y el mecanicismo, que comenzara en el Siglo XVII hasta nuestros días, como hemos repetido en numerosas ocasiones.

Si Isaac Newton revolucionó su tiempo con la Teoría de la Gravedad desplazando toda la cosmovisión medieval, y Albert Einstein revolucionó el Siglo XX con su Teoría de la Relatividad desplazando definitivamente el absolutismo de Newton, ahora, en los albores del Siglo XXI, nos encontramos ante una nueva revolución científica, ante una nueva cosmovisión, pues aunque todavía prevalece el mecanicismo como paradigma dominante, otras cosmovisiones existen simultáneamente, dado que, cuando las soluciones existentes ya no sirven y los problemas requieren nuevos acercamientos, el motor evolucionista nos lleva hacia otras direcciones.

La nueva visión, la nueva revolución de nuestro tiempo: la «Cosmovisión Cuántica» basada en la teoría de la  física y mecánica cuántica que recoge un gran abanico, un amplio rango de ideas, hipótesis, experimentos, sentimientos, intuiciones… y tras ellas un número incontable de científicos cuánticos entre ellos Werner Heisenberg, el creador de la teoría cuántica —los átomos son sólo tendencias—, Amit Goswami, John Hagelin —ganador de la prestigiosa estatuilla Kilby que en su día recibieran también Einstein y Bohr—, o, citando a nuestros propios científicos,  el candidato español a ganar un Nobel en 2010, el físico cuántico Ignacio Cirac, que, según sus palabras, el reino cuántico es «el País de las maravillas»  en el que las partículas actúan de manera desconcertante. Por ejemplo: pueden estar en dos lugares distintos al mismo tiempo, o bien lo que le ocurre a una partícula puede afectar de manera instantánea a otra partícula que se encuentra a cientos de kilómetros de distancia. Es como si estuvieran unidas pese a estar separadas —esto corrobora y ratifica lo que los filósofos y maestros de la Antigüedad nos han venido diciendo: que formamos parte de una Unidad, de un Todo—.

Las leyes de la física cuántica, Cirac las compara con las leyes del electromagnetismo que al principio resultaban sorprendentes y hoy a nadie le extraña. Los nobeles Theodor Hänsch y William Philips dicen que las contribuciones de Cirac son tan importantes que no es exagerado decir que sus investigaciones cambiarán el mundo igual que el descubrimiento del electromagnetismo lo cambió en el pasado.
Otras mentes lúcidas en distintos campos del saber: neurociencia, noética, teoría sistémica, medicina, filosofía, literatura, economía… Joe Dispenza, Deepak Chopra, Schumacker, William Tiller, Eric From, Alan Wolf… por citar algunos,  o la joven doctora catalana Sonia Fernández Vidal, científica que, tras su paso por el CERN,  ha escrito exitosos libros para aproximar la física cuántica a los niños… son los pioneros de la nueva «Cosmovisión Cuántica» que tarde o temprano cambiará nuestras vidas.

A la vista de lo que ya empezamos a saber y vislumbrar en estos nuevos tiempos, sólo me resta añadir que la Ciencia se aproxima cada vez más al Espíritu. Y, como apuntaba Einstein: «Todos somos unos grandes ignorantes pero no todos ignoramos lo mismo».

Feliz semana! Conócete a ti mismo y conocerás el Universo.

www.emizanon.galeon.com

Deja un comentario