La Diputación impulsa un nuevo procedimiento de planificación para la prevención de incendios forestales

El diputado Josep Bort y el coordinador general de brigadas forestales, Voro Femenia, con diferentes brigadistas forestales.

El diputado Josep Bort y el coordinador general de brigadas forestales, Voro Femenia, con diferentes brigadistas forestales.

El Área de Medio Ambiente de la Diputación de Valencia ha implementado un nuevo procedimiento de planificación para la prevención de incendios forestales. Estas nuevas directrices establecen criterios objetivos para la planificación de los trabajos que realizan las brigadas forestales a lo largo del año con el claro propósito de evitar, en la medida de lo posible, la aparición de incendios en las comarcas valencianas.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha asegurado que «es una prioridad del área la profesionalización del servicio que proporcionan las brigadas forestales, su eficiencia, la prioridad técnica y objetiva en la toma de decisiones respecto a los trabajos a desarrollar en materia de prevención de incendios forestales y la forma de distribuir los recursos en todas las comarcas valencianas», ha explicado Bort. Asimismo, el responsable de Medio Ambiente ha destacado que cuando se incorporó a esta área «ni había planificación de los trabajos ni tampoco mecanismos de planificación, seguimiento y control, además de no existir una distribución territorial de bases de acuerdo a criterios técnicos», ha remarcado.

En concreto, la armonización de este nuevo plan antiincendios se inició el año pasado, con la introducción de las primeras especificaciones que hacían posible ordenar las tareas de prevención de los incendios forestales e incrementar los controles efectuados a lo largo del ejercicio sobre las tareas a desarrollar por parte de las brigadas forestales.

Ya durante este ejercicio 2017, desde el departamento que dirige Josep Bort se ha incorporado toda una serie de consideraciones para mejorar la planificación y paliar, en caso de que se produzcan, el impacto de los incendios sobre la masa forestal de las comarcas valencianas. Para poder abarcar este objetivo, se ha trabajado en la profesionalización de la Dirección Operativa de las Brigadas Forestales de la propia Diputación de Valencia, la cual se encuentra al servicio del Consorcio Provincial de Bomberos. Y también se ha creado una comisión de seguimiento para ejercer el control de todos los trabajos a realizar a lo largo del año orientados a la prevención de incendios.

En este sentido, se han establecido una serie de criterios para determinar la actuación de las brigadas forestales de la Diputación. En primer lugar, se atienden las acciones consideradas prioritarias por parte de la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales. Asimismo, se da respuesta a las acciones prioritarias que determina la Unidad Forestal del Consorcio Provincial de Bomberos. Y finalmente, se accede a las actuaciones solicitadas por los municipios que cuentan con superficie forestal atendiendo a un baremo objetivo y priorizando las acciones demandadas por las localidades que han trabajado en materia de prevención y se han dotado de un Plan Local de Prevención de Incendios Forestales.

Es decir, que por primera vez la implicación de las localidades en tareas de prevención se verá recompensada por parte de la Diputación de Valencia, dado que hasta este momento son muy pocos los municipios que disponen de este Plan de Autoprotección pese a que así lo exige la ley.

Del mismo modo, ya no se establece el reparto de trabajos de prevención por municipios, sino que se opta por la configuración de las denominadas zonas de acción, que pueden llegar a implicar a varias poblaciones con el propósito de conseguir una mejor efectividad.

Optimización de las brigadas forestales

En paralelo a la aplicación de estos nuevos criterios de actuación, el Área de Medio Ambiente está desarrollando, en colaboración con la Universitat Politècnica de València, un estudio para la optimización de la distribución territorial de las brigadas forestales de la Diputación en base a criterios objetivos.

Este análisis está permitiendo determinar cuáles son las necesidades y los recursos disponibles en cada caso. En función de las respuestas, se establece la mejor ubicación de las brigadas para actuar de forma estratégica de cara a la gestión forestal y la prevención de los incendios forestales.

En 2017, además, los recursos de la corporación provincial no sólo se destinarán directamente a la prevención de incendios forestales, sino que también se ha incorporado una nueva partida para prestar ayuda y apoyo a los municipios y sus urbanizaciones para poder afrontar sus respectivos planes de protección. En consecuencia, además de los 16,1 millones de euros orientados a trabajos de prevención por parte de las brigadas forestales, el Área de Medio Ambiente ha incorporado cerca de 300.000 euros para impulsar la planificación de la protección en municipios y urbanizaciones. Por ello, desde el servicio de Medio Ambiente se realizará una convocatoria para que los municipios que lo soliciten puedan desarrollar los planes de autoprotección.

Deja un comentario