La tormenta alivia la falta de lluvia en los sembrados y el granizo causa daños leves en general en Requena-Utiel

La lluvia que trajo la tormenta de ayer en el norte y el este de Requena-Utiel solucionará el problema de falta de agua que tenían los sembrados.

Los cultivos de cereales de la comarca Requena-Utiel estaban echando en falta la lluvia; pues “llevabamos más de un mes sin que se registraran precipitaciones” afirman agricultores cerealistas.

El problema es que en la mayor parte de la comarca las precipitaciones caídas han sido inapreciables.

Por otra parte, el granizo caído en Sinarcas y en zonas de los municipios de Utiel y Requena, no produjo daños significativos, en general, debido a su pequeño tamaño, según fuentes de los propios agricultores.

Los daños se localizan  en las vides que ya tenían pequeños brotes. Informa, Luis Ibáñez.

Deja un comentario