Montón: “La Ribera mantendrá toda la cartera de servicios, las prestaciones y toda la plantilla; la normalidad será la pauta en la reversión”

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón.

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón.

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha anunciado que al término del contrato de la empresa concesionaria de la gestión sanitaria en el departamento de La Ribera, a partir del 1 de abril de 2018, la Generalitat gestionará de forma directa el departamento de salud.

La reversión “se hará con todas las garantías y con la vista puesta siempre en los pacientes, en garantizar la mejor atención a los 250.000 habitantes de La Ribera”, ha dicho Montón.

La consejera ha indicado que “se mantendrá la cartera de servicios del hospital en su integridad”. También ha apuntado que los trabajadores y trabajadoras del departamento “mantendrán sus puestos de trabajo al término del contrato y seguirán realizando sus tareas asistenciales con total normalidad”. Por ello, “la normalidad será la pauta el 1 de abril de 2018”, ha asegurado Montón.

Respecto al futuro escenario asistencial y laboral del departamento, Montón ha trasladado que una vez finalizado el contrato con la empresa Ribera Salud UTE II, la actual concesionaria de la gestión sanitaria del departamento de La Ribera, el servicio público sanitario pasará a depender de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, que lo gestionará de forma pública y directa.

En este momento, serán de aplicación las normas laborales sobre sucesión de empresas y, tal y como establece el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, la conselleria quedará subrogada en los derechos y obligaciones laborales de los trabajadores y trabajadoras del departamento.

De esta forma, “el personal laboral contratado por la empresa concesionaria mantendrá las condiciones actuales y la forma avalada por las consultas técnicas que hemos realizado a lo largo de los últimos meses y que mejor se adapta a estas condiciones es la figura de trabajadores indefinidos no fijos”, ha señalado Montón.

Estos trabajadores podrán permanecer de forma indefinida en sus puestos de trabajo con las mismas condiciones laborales previas.

Estatutarios y laborales que originariamente fueron estatutarios

El personal estrictamente laboral es el mayoritario, pero en el departamento hay profesionales con otras condiciones: personal estatutario y personal laboral que originariamente fue estatutario.

En el caso de los estatutarios no habrá ningún cambio y mantendrán su situación, tanto la categoría como la plaza.

Con respecto a los laborales que fueron estatutarios, tendrán la opción de elegir entre asumir las condiciones del resto de laborales y pasar a la condición de laboral indefinido no fijo; o solicitar el reingreso a su condición de estatutario.

En el nuevo escenario que se abre a partir del 1 de abril de 2018 las plazas de nueva creación así como las que queden vacantes (ya sea por bajas, jubilación o cualquier otro motivo) se cubrirán de forma inmediata por la bolsa de trabajo del departamento que ya se ha creado y de forma definitiva a través de las ofertas de empleo público que se vayan convocando progresivamente.

Deja un comentario