Mi banner

Pacientes del Psiquiátrico de Bétera visitan el mercado con el objetivo de trabajar la reinserción social

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez durante una visita a las instalaciones.

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez durante una visita a las instalaciones.

Visibilizar los desafíos a los que se enfrentan las personas con dolencias mentales, así como concienciar a la sociedad sobre la importancia de su inclusión e integración. Ha sido uno de los principales objetivos de la visita que usuarios del Hospital Psiquiátrico de Bétera han hecho al mercado del municipio con motivo del Día Mundial de la Salud Mental.

Bajo el lema ‘Trabajar sin máscaras. Emplear sin barreras’, se pretende promover el derecho de cualquier persona a acceder y mantener un empleo y a tomar conciencia sobre la necesidad de que los lugares de trabajo sean entornos saludables donde se cuide la salud mental. Así, conseguir que los pacientes formen parte activa de la sociedad, sean considerados sus derechos y desarrollen un sentimiento de utilidad.

La meta es trabajar en romper el estigma que existe alrededor de las personas con este tipo de dolencias, incluyendo a las instituciones, familias y agentes sociales para contribuir a su integración social, reforzando la estructura de apoyo. En esta línea se dirigen los esfuerzos del área de Bienestar Social que dirige la diputada Mercedes Berenguer, que pretende reconvertir el centro en una Unidad Asistencial de Media Estancia integrada.

De esta manera, la idea es transferir la vertiente sanitaria del Hospital Psiquiátrico de Bétera a la Conselleria de Sanitat, para que cada institución se centre en sus competencias “y ser más eficientes”, en palabras del presidente de la Corporación provincial, Jorge Rodríguez. Asimismo, según la diputada Mercedes Berenguer se trabaja con la Generalitat para que el centro pase a formar parte de la Red Pública de Salud Mental.

En la actualidad el centro sólo tiene un pabellón en uso para pacientes, una vez que se trasladó a los toxicómanos al Arnau de Vilanova y se juntó en una misma estancia a los autónomos con los dependientes, que son pacientes de larga estancia. Además de este pabellón el psiquiátrico cuenta con otros espacios como el área de Administración, las cocinas y almacenes, el parque móvil y los dos pabellones que han quedado vacíos y para los que se buscará un uso de cara al futuro.

Deja un comentario