Riba-roja protege 16 nuevos árboles de interés monumental excluyéndolos de los planes urbanísticos par evitar su desaparición

Pino canario del Barranc de Moros.

Pino canario del Barranc de Moros.

El ayuntamiento concluye la tarea de catalogación de los ejemplares

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una nueva protección del patrimonio natural con otros 16 árboles ubicados en diversas zonas del término municipal que pasarán a formar parte a partir de ahora del Catálogo de Árboles Monumentales de la Comunitat Valenciana. La propuesta presentada por el equipo de gobierno -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- contó con el apoyo del resto de formaciones de la oposición: el Partido Popular, Ciudadanos y Riba-roja Pot.

Esta nueva protección se une a la que en marzo del pasado año el pleno municipal también validó en otros 26 ejemplares, con lo cual en esta legislatura se han protegido un total de 42 árboles monumentales que por sus características físicas son merecedoras de esta calificación administrativa que, en la práctica diaria, les coloca a salvo de cualquier actuación o programa urbanístico que en un futuro pudiese poner en riesgo su supervivencia como especie.

De esta forma, pasarán a engrosar el catálogo oficial dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente, tras obtener una evaluación positiva de la Comisión del Arbolado de ámbito autonómico. Además, los 16 ejemplares que ahora se han unido al catálogo han recibido, previamente, un estudio por parte del departamento técnico de Medio Ambiente y un informe del área de jardinería y paisaje municipales.

Los árboles que ahora formarán parte del catálogo autonómico son una palmera datilera de la Bassa de Poio I, un pino canario del Barranc dels Moros, un chopo negro del camino de la Rambla Redona (Mas Toni Vicent), un chopo negro de la explanada del río Túria (Pont Vell), una casuarina de la Bassa de Poio I, un pino canario de la Bassa de Poio, otra casuarina en la Bassa de Poio II, un pino piñero de la Bassa de Poieo I, un pino pinastro de la Bassa de Poio, un araar de la Bassa de Poio I, un pino carrasco de la Bassa de Poio I, un ciprés fúnebre de la Bassa de Poio, un pino carrasco de la Bassa de Poio II, otro pino piñero en la Bassa de Poio II y otro en la III y, por último, un ejemplar araar de la Bassa de Poio II.

La aprobación del pleno municipal de Riba-roja de Túria supone la inclusión expresa de los 16 árboles en el citado catálogo de ejemplares de interés local, con una protección genérica o expresa en función de las características de cada uno de ellos, además del traslado del acuerdo plenario a la Conselleria de Medio Ambiente competente en esta materia.

La tarea de catalogación de los árboles monumentales se incluye en el proyecto EcoRiba impulsado por el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria con el objetivo de dinamizar el municipio mediante iniciativas paisajísticas que permitan una protección del rico patrimonio natural de la localidad al tiempo que se fomenta un consumo sostenible y una gestión responsable de los recursos.

El catálogo elaborado por el consistorio permitirá la creación de una ruta turística global que permitirá próximamente a los visitantes de Riba-roja contemplar la belleza y la riqueza ambiental en numerosas zonas y partidas del término municipal, especialmente en los parques, los jardines y las masías antiguas en cuyas áreas existen numerosos árboles de interés natural.

El concejal de Medio Ambiente, José Ángel Hernández, ha afirmado que la catalogación “supone la culminación del trabajo que venimos desarrollando desde el principio de la legislatura para protegerlos de cualquier tipo de peligro ambiental o urbanístico y, a continuación, que puedan ser conocidos y visitados por todos los vecinos y también por los turistas de forma que se convierta en un motivo más para que todos los valencianos puedan acercarse a nuestro municipio y conocer nuestra riqueza ambiental y natural”. 

El catálogo de árboles monumentales ha sido realizado por los departamentos de jardines y medio ambiente del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria, encabezados por el coordinador del proyecto EcoRiba, profesor de la Universitat de València y técnico municipal de jardinería y paisaje, Antonio José Morales y, por otra parte, por el técnico municipal de Medio Ambiente, Felipe García.

Deja un comentario