Mi banner

Cofrentes reasfaltará la N-330 a su paso por el pueblo con ayuda de la Diputació

El presidente de la Diputació de València, Jorge Rodríguez, ha realizado una ruta por el Valle de Ayora que ha tenido como punto de partida la localidad de Cofrentes, donde la corporación provincial lleva invertidos cerca de 800.000 euros en lo que va de legislatura. Un recorrido centrado tanto en el anuncio de inversiones previstas para este año en la comarca como en las medidas con las que la corporación seguirá ayudando al mundo rural a combatir el fantasma de la despoblación.

El castillo de la localidad, uno de los reclamos turísticos de Cofrentes, ha marcado el inicio de esta visita. Ha sido desde esta fortaleza donde el alcalde, Salvador Honrubia, ha mostrado a Rodríguez los proyectos de futuro para el pueblo y las mejoras realizadas en el municipio con fondos provinciales, como, por ejemplo, el arreglo de la carretera N-330 a su paso por el pueblo, con el fin de incrementar la seguridad vial de los vecinos y vecinas de Cofrentes, así como de facilitar la llegada de turistas.

“Estamos arreglando la travesía de la nacional que pasa por Cofrentes con ayuda de la Diputació, una carretera que en realidad es el eje principal del pueblo pero que se ha ido deteriorando”, ha expresado el alcalde. “Se ha hecho un paso de canalizaciones hacia la otra parte del pueblo y ahora, en la segunda fase aprobada hace un mes, están ya licitándose las obras para el reasfaltado y la señalización vertical de la carretera”.

Una apuesta por el medio rural 

“La Diputació de València ha hecho desde el primer momento una apuesta muy seria por el municipalismo”, ha afirmado Rodríguez en referencia a esta y otras inversiones realizadas en Cofrentes. “Una apuesta que se acrecienta todavía más en los pueblos más pequeños, precisamente porque somos plenamente conscientes de que son los que más necesitan nuestra ayuda, una ayuda que contribuye a luchar contra la despoblación”.

En concreto, la inversión total por habitante en Cofrentes ha pasado de estar en 337 euros por habitante en el período de 2014-2015 a alcanzar los 528 euros en los últimos dos años, ya en la presente legislatura. Un incremento de recursos que se conceden cada año “en base a criterios objetivos y no en función del color político de cada ayuntamiento”.

En el caso de Cofrentes, la cantidad global ronda ya los 800.000 euros en esta legislatura, frente a los 372.000 euros del período anterior. “No se trata de que un municipio reciba más que otro en base a quién gobierna, sino en base a las necesidades reales y a proyectos concretos que son evaluados con unos criterios objetivos, a los cuales han de responder siempre las administraciones públicas, en lo cual hoy la Diputació de València es un ejemplo”, ha puesto en valor el presidente provincial.

Desarrollo de la economía local

El objetivo, ha continuado el presidente, es “poder abastecer a los municipios de una suficiencia económica que les ayude a desarrollar servicios que les permitan a su vez poner en valor sus encantos”. “Desarrollar sus recursos desde un punto de vista turístico como una fuente de empleo”, ha resumido.

“A nivel turístico tenemos el castillo que acabamos de visitar y la piedra angular del turismo en Cofrentes, que es el balneario, motor principal del empleo en el pueblo aparte de la central nuclear”, ha remarcado el alcalde. “Un balneario que será el futuro de Cofrentes cuando la central nuclear deje de funcionar, que genera 200 puestos de trabajo directos y que le da muchísima vida a un pueblo de 1.000 habitantes como Cofrentes, por lo que queremos potenciar las ayudas al balneario para que siempre tengamos en Cofrentes esa tabla de salvación”, ha defendido Honrubia.

La Diputació y la lucha contra la despoblación

Con todas estas ideas en mente dio la bienvenida Salvador Honrubia a Rodríguez, quien, según el alcalde, le dijo en Fitur que visitaría el pueblo “y aquí está cumpliendo con su palabra, por lo cual le estoy muy agradecido”, ha expresado el dirigente municipal. “Para los pueblos de interior es muy importante contar con la Diputación y que la Diputación cuente con los alcaldes que son, como ha dicho Jorge, los que saben qué necesidades tienen los pueblos pequeños”.

En esta línea, el presidente de la Diputació ha defendido que “la gente tiene todo el derecho del mundo a desarrollar su vida en el lugar en el que ha decidido vivir y, por tanto, cada pueblo ha de tener unos servicios básicos para que quien quiera quedarse donde ha nacido pueda hacerlo, y quien haya decidido llegar para quedarse allí también lo pueda hacer”.

“Ahora se está hablando mucho del despoblamiento de las zonas de interior y con estas medidas lo que intentamos es mejorar y conseguir que la gente que quiere vivir en los pueblos pueda seguir viviendo en ellos gracias a los servicios y a todo lo que nos aporta la Diputación”, ha concluido el alcalde de la localidad.

Deja un comentario