Mi banner

La nieve obliga a cerrar la planta de tratamiento del Consorcio en Caudete y a desalojar a los trabajadores tras el intenso temporal

Los residuos procedentes del COR-V5 y de la zona de la Hoya de Buñol-Chiva, que habitualmente son trasladados a Caudete, se han desviado a la planta de Llíria.

Los residuos procedentes del COR-V5 y de la zona de la Hoya de Buñol-Chiva, que habitualmente son trasladados a Caudete, se han desviado a la planta de Llíria.

La nieve ha obligado a cerrar la planta de tratamiento de residuos de Caudete de las Fuentes, gestionada por la empresa Urbaser. Las inclemencias meteorológicas han provocado cortes intermitentes en las carreteras que llevan a esta planta de tratamiento, ubicada en la comarca de Utiel-Requena. Por ello, la gerencia del CVI ha decidido decidido clausurar por el momento la planta de Caudete y desalojar a sus trabajadores. Y es que el paso de camiones está comprometido a partir del Rebollar, motivo por el cual se ha decidido desviar todos los camiones con residuos hacia la planta de Llíria.

¿Qué pasa con la gestión de los residuos cuando cae una nevada que paraliza la actividad en una comarca? Según el gerente del CVI, Ángel Rodríguez, “en nuestro caso, nada”. “En el Consorcio Valencia Interior, aunque cerremos la planta como ha sido el caso, no repercute negativamente a la ciudadanía, ya que tenemos los recursos suficientes y eficientes para que así sea”, ha añadido. Y es que el tratamiento de los residuos procedentes del COR-V5 y de la zona de la Hoya de Buñol-Chiva, que habitualmente van a parar a la planta de Caudete, está garantizado y no va a suponer en ningún caso perjuicio alguno para los vecinos y vecinas de los municipios consorciados”. “En cuanto mejoren las condiciones meteorológicas, el servicio volverá a la normalidad en ambas plantas”, ha concluido Rodríguez.

Además, por la nieve, también se ha aplazado la Asamblea que había prevista para esta tarde en la planta de Llíria y que se celebrará el próximo 13 de marzo.

Deja un comentario