Reparto de puntos entre CD Cheste y CD Turís lastrado por la falta de medio campo y las expulsiones

El CD Cheste y el CD Turís han ofrecido un derbi entre vecinos muy interesante. Foto: Raúl Miralles.

El CD Cheste y el CD Turís han ofrecido un derbi entre vecinos muy interesante. Foto: Raúl Miralles.

El derbi en La Viña ha dejado un empate a un gol muy duro, intenso y correoso. Desde el principio se vio el nivel parejo entre ambos equipos, que querían llevar el guión, pero el uno al otro se iban estorbando, aunque, en el minuto 8, saque de esquina favorable para los intereses de los azulones y Xavi a boca jarro lanzaba el esférico dentro de la meta defendida por Josep Ignasi para estrenar marcador con el 1-0.

Pero el CD Turís, lejos de azagarse, salió y peleó como si la temporada fuese en ello, y en el 13′, Carlos la intentaba de lejos y saldría alto el esférico tras una jugada de presión de su equipo que dejaría a las claras la intención de los de Juan: salir a jugar y ganar.

Apenas un minuto más tarde, Brian Tejador lo volvía a intentar pero con mal resultado y el meta Noel, se hacía con el cuero. Uno de los centrales se estaba dando cuenta y exigía a sus compañeros, “no tiréis a disputar, controlemos y juguemos”, porque a pesar de ir por delante en la tabla, el esférico no estaba en posesión local y los turisanos continuaban haciendo daño.

En el 18′ intentaba dentro del área los visitantes y provocan córner que rematan los rojos pero sin premio tras el despeje de la zaga tras un rechace del meta.

Continuaba Turís controlando un poco más el juego que los locales, generando faltas, aunque las mismas se iban altas y los locales, viéndose superados en tres cuartos de campo, pedían al árbitro misma vara de medir para señalar faltas.

Ya entrado en el 30′, los locales dejaron por completo de lanzar balones lejos y alto, viéndose que el resultado no era positivo en posesión y juego, y deciden engrasar la jugada desde la defensa e ir encandenando en cada línea, controlando mas el balón.

La cordialidad ha estado presente entre ambos equipos y entrenadores. Foto: Raúl Miralles.

La cordialidad ha estado presente entre ambos equipos y entrenadores. Foto: Raúl Miralles.

Los nervios estaban a flor de piel, puesto que el juego era continuamente interrumpido, sin largas posesiones y el colegiado decidió acercarse al banquillo turisano y les comentó: “las faltas las interpreto yo, y en la zona técnica, sólo una persona de pie”, una de las muchas intervenciones del árbitro durante el grueso del partido.

Pero continuaba el juego en la misma línea, nadie controlaba vistosamente, pero Turís seguía acechando el área rival y provocando faltas, aunque estas nunca llevaban suficiente peligro, pero a pesar de ello, la presión de los rojillos, no cesaba. Y con el 1-0 y estas sensaciones, moriría el primer tiempo.

Vuelta al verde, Turís insistía, aunque faltaba esa chispa para hacer suficiente daño, y entonces llegó la primera expulsión, en el 60′, Julio Fernández ve la segunda amarilla y se va a los vestuarios antes de tiempo, entonces Javi Chapi decidió cambiar el sistema al 4-3-1-1, con la deficiencia de tener un jugador menos.

Seguía sin comandar nadie en sala de máquinas, pero sí el Turís llegando un poco mas a la zona defensiva chestana, aunque por mas que lo intentaban, siempre el meta se hacía con el balón, pero, en uno de los lanzamientos turisanos, el colegiado señala pena máxima, que el propio Carlos Vidrier, por la derecha del portero, anota el empate a uno.

Conforme iban pasando los minutos, el partido se iba caldeando, en el césped, porque las nubes y algo de lluvia cubrían el campo, y el colegiado volvió a asomarse al área técnica, esta pcasión a la del Cheste, pidiendo “tranquilidad o habrá amarillas”.

Durante los últimos 15 minutos Turís ni se acercaba mucho, sino que probaba de lejos, pero uno de los disparos, lo tiraría mal el dorsal 11, para lamentarse físicamente y acabar la jugada con el cambio del propio jugador por el 24, Antonio Álvarez. El partido estaba muriendo y lo que faltaba para dar mas azúcar al partido, Chapi se queda con 9, tras una expulsión del 22, cual ya entró en un cambio, y lejos de hacerle caso al árbitro y salir por el túnel de vestuarios, decidió salir por los banquillos. Y con estos últimos pasos, acabaría el partido, con un derbi intenso, reparto de puntos y un Cheste que lamenta las expulsiones que podrían haber cambiado el partido, por su parte, Turís deportivamente reconoce el esfuerzo de los rivales.

Así, Cheste se coloca 5º con 29 puntos y Turís 7º con los mimos, ambos a la espera del resto de partidos.

Un gesto que un servidor quería señalar, viene cuando el finalizar el partido, casi todos los jugadores se abrazan, felicitan y despiden, pero el recién expulsado, Tomas, amaga varias ocasiones  a Ivan Navarro, el 5 turisano, gesto anti deportivo y feo que no debe volver a repetirse. Informa, Raúl Miralles Lacalle @raulmks

Deja un comentario