Mi banner

El sistema Life Recypack para la recogida selectiva de residuos comerciales se estrena en Llíria con el apoyo de la Diputació

El diputado de Medio ambiente, Josep Bort, junto al alcalde, Manuel Civera, y técnicos de la campaña.

El diputado de Medio ambiente, Josep Bort, junto al alcalde, Manuel Civera, y técnicos de la campaña.

El sistema Life Recypack de recogida selectiva de los residuos plásticos comerciales se estrena en Llíria de la mano de la Diputació de València. Con esta iniciativa, la localidad del Camp del Túria llevará a cabo la recogida ‘puerta a puerta’ de los plásticos generados por 150 comercios del municipio, y que posteriormente serán transformados en materia prima para la fabricación de mobiliario urbano, nuevos embalajes comerciales o palés plásticos.

Este nuevo modelo de gestión de residuos comerciales forma parte del proyecto europeo Life Recypack en el que la Diputació participa como socio y que tiene como objetivo el desarrollo de un nuevo sistema de tratamiento de este tipo de residuos en las comarcas valencianas. La actividad piloto de este sistema se ha presentado en Llíria con el diputado de Medio ambiente, Josep Bort, y el alcalde de Llíria, Manolo Civera, junto con Aurelio Lázaro, del Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) que coordina el proyecto, Cristina Monge, secretaria general de la Asociación Valenciana de empresas del plástico, y otros representantes del sector.

El diputado de Medio ambiente, Josep Bort, ha explicado que la iniciativa “trata de dar salida a problemas cotidianos de la ciudadanía, y los plásticos voluminosos son unos residuos importantes”. “A través de este proyecto lo que buscamos es reintroducirlos en un modelo de economía circular. Lo que queremos es que nuestros residuos tengan valor ‘per se’ para volver a fabricar con ellos, y darles utilidad con la fabricación de mobiliario urbano, por ejemplo”, ha añadido.

El alcalde de Llíria, Manolo Civera, ha señalado que este proyecto implica “realmente a todo el tejido social, tanto las empresas, el mundo del comercio a través de la Federación del Comercio de Llíria, y los hábitos que tenemos que ir cambiando todos como ciudadanos. Es un camino que tenemos que recorrer juntos en esta iniciativa tan interesante”.

El representante de Aimplas, Aurelio Lázaro, entidad coordinadora del proyecto, ha explicado que “esta iniciativa quiere demostrar la capacidad de reciclaje de los residuos plásticos comerciales”, y ha detallado que mediante “el diseño de un sistema logístico específico mostramos que vale la pena tratar estos plásticos de una manera específica, porque así conseguimos valorizarlos y que no se pierdan como ocurre actualmente al juntarlos con residuos de una mucho peor calidad”.

Llíria constituye, además, la primera parada de un proyecto que tiene como objetivo extrapolar este modelo de gestión de los desechos plásticos comerciales a 250 ciudades europeas.

Campaña de recogida ‘puerta a puerta’ en los comercios

Uno de los principales generadores de residuos plásticos comerciales en las ciudades son los pequeños comercios. Los establecimientos no disponen de sistemas de recogida selectiva para este tipo de residuos plásticos, y estos son depositados en los contenedores de residuos domésticos, lo cual imposibilita su reciclaje y provoca que estos materiales acaben a los vertederos.

Los comercios que estén interesados en participar con el nuevo modelo Life Recypack podrán hacerlo de mantera gratuita. Solamente tendrán que solicitar la instalación de un pequeño contenedor donde podrán depositar los residuos que serán retirados por los servicios municipales de recogida.

Los objetivos de esta campaña son la transformación de los residuos comerciales en recursos para el mismo entorno urbano; reducir la generación de residuos y facilitar su reutilización; reducir el consumo de materias primas de origen natural; implicar al pequeño comercio en la correcta gestión de los residuos; y sensibilizar a los consumidores sobre el desarrollo de hábitos de compra sostenibles.

Además, este nuevo sistema de gestión de los recursos plásticos ofrece varios beneficios para los comercios colaboradores como son la mejora de la imagen del establecimiento, tanto ante los clientes como hacia los proveedores y trabajadores; la distinción del negocio con el reconocimiento ‘sostenible-Recypack’; la reducción de los costes de gestión de los residuos con puntos para la reducción de la tasa; la participación en la campaña de comunicación del proyecto; y la promoción de la compra en los comercios pequeños frente a las grandes superficies.

Life Recypack: economía circular con los residuos comerciales

Los actuales modelos de gestión de residuos no están adaptados a aquellos que se producen durante la actividad comercial y que se estima que representan el 21 % del total de residuos urbanos generados. Esta deficiencia en la gestión provoca que se pierden materias primas, la saturación de los contenedores, el abandono de estos residuos en la vía pública, así como problemas en el funcionamiento de las plantas de tratamiento y vertidos ilegales.

La adecuada gestión del plástico comercial puede constituir una solución innovadora que comporte el fin a considerar estos materiales como meros residuos. Esto permitiría la obtención de materias primeras de segunda generación, además de la reducción en el consumo de recursos naturales.

Este es el problema medioambiental al que se dirige el proyecto Life Recypack en el que colabora la Diputació, y donde se enmarca la iniciativa piloto de Llíria para la recogida de plástico comercial, polietileno (PE) y poliestireno expandido (EPS), y aumentar su reciclaje.

En el marco de este proyecto se han detectado cuatro grandes generadores de estos residuos: las grandes superficies, los comercios urbanos, las cadenas de distribución y los instaladores PYMES. Estos son los actores sobre los que se va a trabajar desde Life Recypack para intentar desarrollar nuevos modelos de gestión de los residuos plásticos.

La Comisión Europea, en el marco del programa europeo LIFE Medio Ambiente, ha seleccionado el proyecto RECYPACK para su cofinanciación y le ha otorgado un presupuesto de 984.466 euros, de los cuales el 57 % será la aportación de la CE, hasta un máximo de 566. 323 euros, para los 30 meses de ejecución del proyecto, que empezará el 1/10/2017 y durará hasta el 31/03/2020.

Deja un comentario