Alborache pone en marcha el «Club de ocio y deberes»

Concejal José Miguel Bañuls. tc.c

Concejal José Miguel Bañuls. tc.c
Según anticipó este semanario en su edición impresa, el área de Cultura del Ayuntamiento de Alborache, que administra el edil José Miguel Bañuls, ha puesto en marcha el Club de ocio y deberes con el que se busca dar respuesta a la inquietud formativa mostrada al consistorio por parte de los padres con hijos en edad escolar.
Como ha informado el concejal, «la iniciativa consta de dos partes claramente diferenciadas: en una de ellas se trabajará con los alumnos en la faceta claramente educativa y se les ayudará a desarrollar su trabajo escolar en un ambiente acogedor y de apoyo, mientras que por otro lado también se busca que estos mismos niños y niñas puedan divertirse en grupo, fomentando así las relaciones sociales y el respeto».
«No hay que olvidar que el proyecto va a ser costeado por el consistorio y que gracias a él se han podido convocar dos becas que han sido concedidas a dos jóvenes estudiantes, quienes van a tener la oportunidad de compaginar su etapa de estudio con esta experiencia laboral remunerada», ha precisado Bañuls.
Los cerca de 40 alumnos inscritos han sido citados los martes y los jueves de 16,45 a 19,00 horas en las nuevas instalaciones del colegio Miguel Servet, «pues hemos considerado interesante hacer partícipe de la experiencia al propio centro facilitando, además, la asistencia de los alumnos, pues éstos no van a tener que desplazarse. En todo caso, y debido a la elevada demanda, estas instalaciones eran las más adecuadas por una simple cuestión de espacio».
Como se ha detallado desde el área de Cultura, «el objetivo que se busca desde el gobierno local es lograr que los alumnos aprendan a organizar su tempo a la hora de estudiar y realizar sus tareas educativas, así como infundirles valores como el del respeto a la diversidad, concienciarles de la importancia del trabajo en grupo e incentivarles en el cuidado de las instalaciones y del entorno de Alborache».
El Club de Ocio y Deberes estará operativo hasta el próximo mes de junio y a su cierre se evaluarán los resultados para decidir sobre su continuidad. «Si todo va bien, pues todo indica que la experiencia ha tenido una buena acogida entre los padres y alumnos, retomaremos este proyecto el próximo ejercicio», ha concluido José Miguel Bañuls, quien se ha congratulado de poder ayudar tanto a los estudiantes más pequeños en su formación como a las jóvenes becadas, quienes tratan de abrirse paso en el mercado laboral.

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*