Mi banner

Beatriz Gascó, diputada de Podemos, visita las pedanías de Requena donde se instalarán las nuevas depuradoras

Post també disponible en: caValencià

La diputada en Cortes Valenciana aporta información sobre el desarrollo de las obras.

La diputada en Cortes Valenciana aporta información sobre el desarrollo de las obras.

El pasado viernes, Beatriz Gascó Verdier, diputada de Podemos en las Cortes Valencianas y responsable del área de Medio Ambiente, Agricultura y Mundo Rural, visitó algunas de las aldeas de Requena en las que están proyectadas las nuevas depuradoras de aguas residuales. 

La visita se efectuó a instancia de Podemos Rqueba ya que esta formación ha sido responsable de la reactivación del proceso de la instalación de las depuradoras, cuando en el 2017 consiguió que se incluyera en los Presupuestos de la Generalitat Valenciana.

Acompañada de la técnica municipal y dos concejales, la diputada pudo examinar algunos de los puntos de vertidos de aguas residuales sin tratar, que se vierten directamente al terreno o al río, constatando la infracción y grave daño medioambiental que se está ocasionando.

“Agradecemos la visita de Gascó, que además nos ha aportado información sobre el estado actual del proyecto. Esperamos así también poder ‘tranquilizar’ a algunos grupos políticos que habían manifestado su incredulidad sobre la ejecución de las depuradoras” alega Juan García Escrivá, concejal de Podemos en Requena.

La EPSAR (Entidad de Saneamiento de Agua de la Generalitat Valenciana) es la encargada de la construcción de las depuradoras. Actualmente se están redactando los proyectos de construcción para 20 pedanías, con las que todas nuestras aldeas dispondrían de depuración de aguas residuales y que, según los estudios previos efectuados, se podrían agrupar en 17 instalaciones, en las que se prevé, en la mayoría de ellas, sistemas extensivos de tratamiento, mediante la combinación de humedales artificiales. 

Se prevé que se disponga de un borrador de los proyectos constructivos en el mes de diciembre. Una vez validados por el Ayuntamiento, la EPSAR redactará el proyecto definitivo. A partir de entonces, la finalización de las obras, podrán tardar unos dos años.

“Desearíamos que este proceso fuese más corto, pero son los tiempos que marca la Administración y nada más se puede hacer. Estaremos vigilantes de que se cumplan los plazos, para que así Requena pueda cumplir la ley medioambiental europea lo antes posible, evitar sanciones y por supuesto, el daño medioambiental que se está produciendo desde hace demasiado tiempo” alega Juan García Escrivá.

Deja un comentario