Buñol asegura que se estaban «retirando los residuos tóxicos de la carretera Godelleta antes de la advertencia de la Fiscalía»

Empresa papelera afectada.
Empresa papelera afectada.
Empresa papelera afectada.
Empresa papelera afectada.

Rafael Pérez, edil de Urbanismo, ha aclarado que desde el Ayuntamiento»se conocía el asunto, se había detectado y requerido desde 2013 la retirada de los residuos a la empresa propietaria de los terrenos. Ahora, en 2018 habían dado comienzo a su retirada, varios días antes de que la Fiscalía solicitase al consistorio su retirada y que abriese un procedimiento de seguridad».

Desde Buñol han asegurado que se han «seguido todos los procedimientos pertinentes con respecto a la retirada de esos residuos y que, días antes de que la Fiscalía se pusiese en contacto con este ente, ya habían dado comienzo las obras de desescombro y eliminación de todos los residuos en la zona afectada por la empresa propietaria de los terrenos”. Así lo ha asegurado Rafael Pérez, primer teniente de alcalde, concejal de Urbanismo y alcalde en los momentos en los que se solicitaron todos los trámites para que la empresa eliminase todos los residuos”, según fuentes municipales.

Rafa Pérez también ha destacado que el Ayuntamiento ha sido «lo más diligente posible en este asunto, tanto es así que hemos estado en contacto permanente con la Asociación de Vecinos del Barrio San Rafael, que son los más afectados, y que en todo momento conocían cada uno de los pasos que llevamos dando en este asunto desde 2013”.

Por lo tanto, el edil de Urbanismo, entiende que el Ayuntamiento de Buñol «ha hecho todo el trabajo previo y posterior que se necesitaba en este asunto y que, en los momentos en los que la Fiscalía reclama la retirada de esos residuos, ya se estaban empezando a retirar por la empresa propietaria de esos terrenos».

Rafa Pérez ha recordado que ya en 2013 «se declaró en ruina esa zona, por lo que se ordenó la retirada de todos esos residuos. Después de alegaciones y diversos trámites, entre 2015 y 2016 el Ayuntamiento volvió a obligar a la empresa su retirada inmediata. Finalmente se cedió a eso, y en noviembre de 2017 los implicados se ponen en marcha para quitarlo todo. Para ello necesitaban la autorización de la Conselleria para retirar esos residuos y también el permiso de obras del Ayuntamiento. Fue la semana pasada cuando ya se contaba con todos los permisos y la empresa, por tanto, comenzó los trabajos de retirada. La Fiscalía se pone en contacto con el consistorio y ya hacía varios días que todo estaba en marcha, con todos los agentes implicados conocedores de todo el asunto”, ha finalizado el edil buñolense.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*