Mi banner

Cheste reivindica el papel de la mujer republicana con la presentación del libro “Apenas unos segundos”

Post també disponible en: caValencià

Cheste reivindica el papel de la mujer republicana con la presentación del libro “Apenas unos segundos”.

Cheste reivindica el papel de la mujer republicana con la presentación del libro “Apenas unos segundos”.

El pasado viernes, 12 de abril, el salón polivalente de la Biblioteca Municipal de Cheste acogió el primero de los actos programados con motivo de la conmemoración de la proclamación de la Segunda República: la presentación del libro Apenas unos segundos de la escritora y periodista Amparo Tórtola. “Pensamos que es muy importante recuperar la memoria, tener constancia de lo que ocurrió, como llevamos haciendo desde el inicio de la legislatura, en diferentes vertientes y con diferentes tipos de actos”, expresó la concejala de Cultura, Mª Ángeles Llorente, al inició el acto. 

Apenas unos segundos es una novela coral de mujeres de cuatro generaciones, desde la bisabuela hasta la biznieta. La novela empieza con la investigación que inicia la biznieta para entender mejor a su madre, y a través de ella cuenta la historia de España desde los años 30, cuando se proclama la Segunda República, hasta los años 80. “Todas las novelas que había leído en un contexto general sobre la Guerra Civil daban la voz a los hombres. Esto, hasta cierto punto, podía tener lógica, porque eran los hombres los que iban a luchar al frente de batalla y por lo tanto, eran más visibles. Aquí he querido reivindicar el papel de la mujer, ya que su sufrimiento no fue menor por no ir al frente o no acabar en un campo de concentración. Ellas, que se quedaron en la retaguardia aguantando y sacando adelante a sus familias, hijos y mayores, sufrieron penalidades que son mucho menos conocidas”, aclaró Amparo Tórtola. 

La novela Apenas unos segundos surge, según la autora, impulsada por el deseo de bucear en el pasado para así conocer y entender el presente. “La idea de esta novela surgió hace tres años, cuando durante el verano leí un reportaje sobre los barcos que habían llevado a españoles republicanos al exilio. Ya conocía alguna de las historias de esos barcos, como los que fueron al norte de África o a Méjico. Al final de ese reportaje leí el nombre del buque Winnipeg, que viajó hasta Valparaíso, en Chile. Más adelante averigüé que fue Pablo Neruda, junto a su compañera Delia del Carril, quienes fletaron este barco por encargo del gobierno chileno, que viajó desde las costas del sur de Francia, donde estaban instalados los campos de concentración, hasta Chile. A raíz de esto descubrí que junto a los campos de concentración del sur de Francia se creó una maternidad que se llamaba “La maternidad de Elna”, impulsada por una maestra y enfermera suiza al observar que, debido a las condiciones de los campos, las mujeres españolas republicanas estaban muriendo junto a sus bebés recién nacidos”, contó Tórtola durante la presentación a los y las asistentes del acto.

La autora contó a chestanos y chestanas como a través de uno de los historiadores con los que contactó durante la investigación previa que precedió a la novela, consiguió los nombres de los pasajeros y pasajeras del buque Winnipeg. “Al preguntarle si sabía si había valencianos a bordo, me dijo que no podía saberlo pero que él pensaba que sí, porque todos los días, al caer la tarde, se reunían en la cubierta del barco para tocar y bailar, entre otras canciones, el pasodoble Valencia”. 

Finalmente, Llorente agradeció a la autora su trabajo por “ayudar a recordar la historia de esos hombres y mujeres republicanos y republicanas que tanto sufrieron en el exilio”. También recordó unas palabras de la autora a los y las asistentes, en las que se apela a la solidaridad de las personas para ver los paralelismos entre los refugiados sirios y los exiliados españoles. “Veo imágenes de la población siria huyendo de la muerte y es lo mismo que los españoles exiliados. Estamos viendo estampas del siglo XXI que nos remiten a los peores momentos del siglo XX. Estampas que fueron y son reales y que no deben ser ocultadas”.

Deja un comentario