Contelles: “Los trabajadores de Divalterra no son los culpables de la presunta corrupción del PSPV y Compromís”

La portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles.
La portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles.
La portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles.
La portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles.

La portavoz del Partido Popular en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, ha asegurado que “los trabajadores no son los culpables de la presunta corrupción del PSPV y Compromís”, en referencia al cierre de Divalterra anunciado por la presidenta en funciones de la Diputación, María José Amigó. Una decisión que, en cualquier caso, “no eximirá de responsabilidades al equipo de gobierno que dirigía Jorge Rodríguez».

“PSPV, Compromís, Podemos y Esquerra están jugando con el futuro de 700 familias con el único objetivo de tapar las actuaciones presuntamente delictivas de miembros del gobierno provincial y las vergüenzas de Ximo Puig y Mónica Oltra”, ha criticado.

Mari Carmen Contelles ha planteado además serias dudas acerca del anuncio realizado por Amigó: “El equipo de gobierno de la Diputación no es competente para adoptar una medida de estas características. Una decisión así sólo puede tomarla la Asamblea de Divalterra”.

En este sentido, la portavoz popular se ha preguntado si este anuncio “se enmarca en la estrategia judicial que pretenden seguir los miembros del Consejo que avalaron los contratos de alta dirección para eludir sus responsabilidades”.

“De espaldas a los trabajadores”

Contelles ha lamentado las formas del equipo de gobierno al hacer pública esta decisión sin notificarla previamente al Comité de Empresa ni al conjunto de formaciones políticas de la corporación y ha avanzado que se reunirá con los representantes de los trabajadores para estudiar la situación y analizar posibles medidas.

“Es una falta de lealtad absoluta hacia la institución pero fundamentalmente una falta de respeto total hacia los trabajadores. Están actuando a sus espaldas por un mero interés partidista, sin pensar en qué situación los dejan, cuál es su futuro y quién va a asumir las funciones que realizan. Parece que tratan de borrar todo rastro de sus actuaciones a costa de lo que sea, sin importarles el coste social y la labor medioambiental que realizan los brigadistas”, ha destacado.

“Los trabajadores no son los culpables y no merecen enterarse por la prensa de una decisión tan trascendental”, ha remarcado. “En la empresa no han fallado ni los trabajadores ni los controles, han fallado los responsables políticos de PSPV y Compromís que ignoraron hasta 12 informes que ponían en cuestión los contratos de alta dirección que regalaron a cargos de sus partidos”.

“Además –ha continuado-, nos parece una temeridad absoluta plantear en este momento el cierre de Divalterra y sembrar la incertidumbre entre sus empleados, porque estamos en el periodo de máxima actividad de las brigadas en la temporada estival y con la campaña de extinción de incendios en máxima alerta por altas temperaturas”, ha añadido.

Mari Carmen Contelles ha insistido en que el PSPV y Compromís «tienen un problema de corrupción, con casos sobre presunta financiación ilegal a los que ahora se suma la Operación Alquería, y en lugar de aplicar la cirugía para extirpar a los corruptos han emprendido una huida hacia adelante y anuncian el cierre de una empresa sin ofrecer una solución a los trabajadores mientras los investigados en la causa siguen cobrando del dinero de todos los valencianos”.

Contelles considera que «las prisas con las que está actuando el equipo de gobierno sólo demuestran su nerviosismo y la improvisación con la que gestionan la Diputación. No tienen una hoja de ruta más allá de la ir colocando amiguetes y cuando les pillan creen que echando tierra encima van a esconder sus problemas”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*