Mi banner

Desmantelan un grupo dedicado a nivel nacional a la venta de tabaco de contrabando y detienen en la Comunitat a 18 personas en Xátiva y San Antonio de Benagéber

Se han realizado once registros en domicilios, trasteros y establecimientos comerciales de Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y Córdoba.

Se han realizado once registros en domicilios, trasteros y establecimientos comerciales de Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y Córdoba.

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han desmantelado un grupo asentado en la localidad de Xátiva dedicado a la venta de tabaco de contrabando y han detenido a 18 personas de entre 21 y 60 años, de origen español y ucraniano, como presuntos autores de los delitos de contrabando, contra la salud pública, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas. Los agentes realizaron once registros en Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y una localidad de Córdoba en los que intervinieron 13.166 cajetillas de tabaco, unos 500 cigarrillos artesanales, seis kilos de tabaco picado, unos 48.225 euros, cinco coches, 142 gramos de, al parecer, hachís, diverso material para empaquetar tabaco, una báscula, una balanza de precisión, un revólver, entre los efectos más destacados. Han sido bloqueadas seis cuentas bancarias y cuatro bienes inmuebles valorados en unos 500.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron en enero del año pasado al tener conocimiento los agentes de que en dos comercios de la localidad de Xátiva podrían estar vendiendo tabaco de procedencia ilegal.

Durante las investigaciones, los miembros del dispositivo averiguaron que los dos comercios estaban regentados por miembros de una misma familia, así como que eran controlados por un hombre que al parecer resultó ser el líder del grupo.

Suministro de tabaco este de Europa y Gibraltar 

Continuando con las investigaciones, los agentes averiguaron que los comercios se suministraban de tabaco a través de dos canales, uno de un matrimonio, de origen ucraniano, que se desplazaba cada tres días desde la localidad de San Antonio de Benagéber hasta Xátiva y que descargaban unas dos cajas que al parecer contenían tabaco. Este matrimonio al parecer conseguía el tabaco del este de Europa

El segundo canal de aprovisionamiento de tabaco por parte de dos hombres que residían en Torrejón de Ardoz y en una localidad de Córdoba y que éstos realizaban los envíos de tabaco a través de una empresa de paquetería utilizando al parecer nombres ficticios y que los pagos también se realizaban a través de envíos y en menor medida a través de cajeros automáticos. Éstos conseguían el tabaco de la zona de Gibraltar

Posteriormente, los agentes averiguaron que el tabaco lo ocultaban en trasteros y garajes y seguidamente en el interior de coches, previo a su venta en los comercios.

Marihuana, hachís, tabaco elaborado

Las marcas de tabaco distribuidas por este grupo abarcaba desde firmas comercializadas en España, que carecían de precinto fiscal o incorporaban de terceros países ajenos a la Unión Europea, hasta otras que no se distribuían legalmente en el territorio nacional, así como tabaco elaborado artesanalmente que carecía de cualquier control por parte de las autoridades sanitarias. Los distribuidores al parecer también se dedicaban a la venta al menudeo de hachís y marihuana

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes realizaron once registros en domicilios, trasteros y establecimientos comerciales de Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y una localidad de Córdoba donde intervinieron 13.166 cajetillas de tabaco,  unos 500 cigarrillos artesanales, seis kilos de tabaco picado, unos 48.225 euros, cinco coches, 142 gramos de, al parecer, hachís, diverso material para empaquetar tabaco, una báscula, una balanza de precisión, un revólver, entre los efectos más destacados. Han sido bloqueadas seis cuentas bancarias y cuatro bienes inmuebles valorados en unos 500.000 euros.

Los detenidos, cuatro de ellos con antecedentes policiales, ocho han pasado a disposición judicial y el resto tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.

Deja un comentario