Mi banner

Divalterra pone en marcha el inventario de emisiones como primera fase del Pacto de Alcaldías para el Clima y la Energía

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, anuncia que el proceso de recopilación de datos comenzará en los municipios adheridos al Pacto en la Ribera Alta y la Ribera Baja.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, anuncia que el proceso de recopilación de datos comenzará en los municipios adheridos al Pacto en la Ribera Alta y la Ribera Baja.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha anunciado esta mañana en Favara que la Diputación de Valencia, a través de la empresa pública Divalterra, comenzará en el próximo mes de septiembre los estudios para cuantificar la emisión de CO2 de los municipios de la Ribera Alta y la Ribera Baja que se han adherido al Pacto de Alcaldías para el Clima y la Energía.

El anuncio se ha producido en una reunión con los alcaldes y alcaldesas de estas poblaciones, que ha tenido lugar esta mañana en la Casa de la Cultura de Favara, y que ha contado con la presencia, además del diputado Bort, de la alcaldesa del municipio, Oro Azorín, la gerente de Divalterra, Agustina Brines y la directora del área de Medio Ambiente de la empresa pública, Soledad Torija.

Al encuentro han asistido también los primeros ediles, concejales y/o técnicos municipales de Alcàntera de Xúquer, Alfarp, Antella, Benimodo, Benimuslem, Càrcer, Cotes, Gavarda, Llombai, Manuel, Massalavés, Montroi, Rafelguaraf, Senyera y Tous; así como representantes de la Mancomunidad de la Ribera y la Agencia Energética de la Ribera.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha declarado que “el cambio climático no es una previsión, es una realidad que hay que acometer, y contra la que no hay tiempo que perder”, y ha señalado que “la Diputación, a través de Divalterra, orientará a los municipios en las medidas que se deben tomar para reducir en la medida de lo posible las emisiones de CO2 a la atmósfera, como uno de los objetivos más inmediatos y urgentes para mitigar los efectos de este proceso”.

Por su parte, la gerente de Divalterra, Agustina Brines, destaca que “el Pacto de Alcaldías no se trata solo de cumplir un protocolo europeo, sino que comporta un cambio de filosofía de la gestión energética, que en un principio está dirigido a las administraciones locales, pero que además cala en la propia ciudadanía”. 

Lucha contra el cambio climático 

Las primeras acciones de Divalterra en cuanto al Pacto de Alcaldías para el Clima y la Energía consistirán en asistencias técnicas para la elaboración de Inventarios de Emisión de Referència (IER). Para ello, se recopilarán todo tipo de datos, que permitirán hacer un cálculo exhaustivo de la cantidad de dióxido de carbono que se emite a la atmósfera desde cada uno de los pueblos adheridos al Pacto.

En este aspecto, se evaluarán los gastos, tanto del sector municipal -instalaciones públicas, alumbrado, flota municipal y transporte público- como en el no municipal -instalaciones y equipamientos del sector terciario, edificios residenciales y transporte privado y comercial-.

De manera paralela, se realizará un análisis de riesgos y vulnerabilidades, que permitirá la elaboración de un catálogo de medidas, concretas y adaptadas a cada municipio, para reducir el consumo de energía y promover nuevas prácticas dirigidas a mitigar los efectos del cambio climático.

Deja un comentario