El PP de La Pobla de Vallbona critica la a su juicio «subida de impuestos encubierta» del Presupuesto 2020

La Presidenta del PP, Isabel Bonig,con la candidata, Carmen Contelles.
La Presidenta del PP, Isabel Bonig,con la candidata, Carmen Contelles.

Post també disponible en: Valencià

El Partido Popular de la Pobla de Vallbona denuncia que el presupuesto municipal para el próximo 2020 elaborado por el Cuatripartito encubre una subida de impuestos para poder cuadrar las cuentas. Este es uno de los principales motivos por los cuales los populares votaron en contra del presupuesto municipal de 2020, que recientemente ha aprobado en solitario el cuatripartito que gobierna la Pobla de Vallbona formado por Compromís, PSPV, CUPO y Contigo. 

Para la portavoz popular, Mari Carmen Contelles, “son unas cuentas cerradas a martillazos para poder hacer frente al exagerado incremento de gasto necesario para poder cumplir las condiciones del pacto de gobierno. Son unos presupuestos tramposos que no solucionan los problemas reales de la Pobla de Vallbona y sólo sirven para dar rienda suelta a las exigencias de los socios de gobierno”.

Según Contelles, “los vecinos de la Pobla de Vallbona van a verse afectados por una subida de impuestos encubierta por unos gestores incapaces de afrontar que necesitan recaudar más para pagar sus desmanes. No sólo se elimina la subvención al IBI de la vivienda habitual, sino que disfrazan de “adecuación” lo que en la práctica es una subida del 20% del impuesto del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO)”

Para el Partido Popular de la Pobla “gran parte de culpa de la necesidad de aumentar la recaudación se debe a la subida alarmante del gasto en la partida del personal que hipoteca el 48% del presupuesto municipal. Una partida afectada por la subida del sueldo de los 9 ediles liberados, que pese a la subida del 16% que se auto aplicaron en el primer mes de legislatura ahora vuelve a incrementarse en otro 3%”.

“Pese a que las inversiones reales se han congelado respecto al año anterior y apenas suponen un 6% del presupuesto, los sueldos de Josep Vicent Garcia y los ocho concejales liberados suponen un incremento de más de un cuarto de millón de euros” ha lamentado la portavoz.

Para Contelles, “gran parte de las inversiones anunciadas a bombo y platillo como las cámaras de seguridad o actuaciones tan imprescindibles como el colector no cuentan con respaldo económico real, sólo podrán realizarse si se venden parcelas, que con el actual clima de desaceleración económica dificulta mucho su cumplimiento”. 

“Además -tal y como ha destacado Contelles- este presupuesto para 2020 tiene un marcado carácter propagandístico, aumentan los gastos en comunicación y propaganda llegando a gastar 10 euros por cada euro invertido en respaldar a la pequeña empresa o el turismo”.

Por último, la portavoz popular ha criticado también que pese a las advertencias por parte de la oposición y la intervención municipal de la obligación de presentar un Plan Económico-Financiero por incumplir la regla de gasto desde 2018, el equipo de gobierno liderado por Compromís y los socios que lo sostienen en la alcaldía sigue sin presentarlo desde febrero de 2019. Un plan que refleja un desajuste en las cuentas de más de un millón de euros.

Los populares señalan por último que en el informe de intervención se describe de manera literal “…teniendo en cuenta la situación de incumplimiento de la regla de gasto puesto de manifiesto en la liquidación del presupuesto del ejercicio 2018  así como la previsión de incumplimiento tanto del objetivo de estabilidad como de regla de gasto al  cierre  del  ejercicio  2019,  esta  Intervención  no  puede  sino  advertir  nuevamente  que  el Ayuntamiento  tiene  pendiente  de  elaboración  y  aprobación  el  oportuno  plan  económico-financiero y que, ante el incumplimiento de esta obligación, el art. 25 de la LOEPSF establece que  en  caso  de  falta  de  presentación,  de  falta de  aprobación o  de  incumplimiento  del  plan económico financiero, la administración pública responsable deberá aprobar en el plazo de 15 días desde que se produzca el incumplimiento, la no disponibilidad de  créditos y efectuar la correspondiente retención de créditos que garantice el cumplimiento del objetivo establecido. A día de hoy no se ha adoptado ningún acuerdo en este sentido.”

Be the first to comment

Deja un comentario