El PSPV de Riba-roja de Túria asegura que el PP se niega a crear una comisión de investigación sobre adjudicaciones a la trama Rus

El PSPV de Riba-roja de Túria ha criticado con dureza la negativa del Partido Popular a crear una comisión municipal de investigación con el objetivo de analizar el proceso de adjudicación de diversas obras y proyectos que, finalmente, recayeron en empresas y mercantiles ligadas a la supuesta trama de corrupción del presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus.

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja se negó ayer lunes, 4 de mayo, con los únicos votos del Partido Popular a aprobar una propuesta del PSPV donde se instaba a la creación de la citada comisión de investigación sobre los contratos y adjudicaciones que a lo largo de esta legislatura se han llevado a cabo en la localidad y cuya cantidad supera los 1’4 millones de euros.

En concreto, los contratos que el PSPV quiere analizar son las obras del conocido Barranc de les Monges cuyas obras se adjudicaron por valor de 1’2 millones de euros, la instalación del césped artificial en el campo de fútbol a través de un procedimiento negociado sin publicidad por un montante de otros 190.000 euros y, por último, la instalación de las bombillas Led por las calles de la localidad con más de 600.000 euros.

El portavoz municipal del PSPV, Robert Raga, considera que la negativa del PP «evidencia una opacidad total y absoluta del alcalde, Francisco Tarazona, y de la candidata del PP, María José Ruiz, para que los vecinos de Riba-roja conozcan en profundidad si existen cualquier atisbo de duda sobre los procesos de adjudicación de estos proyectos por una cantidad económica muy importante».

El PSPV de Riba-roja recuerda que el alcalde de la localidad, Francisco Tarazona, es una de las personas de confianza de Rus en la Diputación de Valencia donde ocupa el cargo de diputado provincial por la demarcación del Camp de Túria y delegado del servicio de prevención contra incendios durante esta legislatura. Además, la candidata del PP y actual edil de urbanizaciones, María José Ruiz, ha votado a favor de todas las adjudicaciones que a lo largo de esta legislatura se han concedido a la red de empresas implicadas en la trama de corrupción de Rus.

El portavoz socialista ha concluido que la actitud del PP «es una muestra más de la arrogancia y autoritarismo con que dirigen el ayuntamiento desde hace años fruto de su añoranza por otras épocas pretéritas y, por ello, es necesaria una entrada de aire nuevo y una nueva forma de gobernar nuestro municipio a partir del próximo 24 de mayo en el que la participación y la pluralidad serán las señas de identidad de Riba-roja».

La propuesta del PSPV pasaba por crear una comisión de investigación en la que estuviesen representados todos los partidos políticos del pleno de Riba-roja y cuyo resultado y las conclusiones de la misma se trasladasen, posteriormente, al mismo pleno.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*