El refugio de la Guerra Civil trasladará a los visitantes la historia de este periodo bélico en Utiel

Las obras de adecuación de esta instalación defensiva estarán concluidas en diciembre de 2019.
Las obras de adecuación de esta instalación defensiva estarán concluidas en diciembre de 2019.

Post també disponible en: Valencià

El Ayuntamiento de Utiel continúa con los trabajos de recuperación del patrimonio histórico del municipio con el objetivo de mantener viva la historia de la ciudad y ampliar la red de recursos turísticos que atraigan visitantes a la localidad.

Una de estas actuaciones se está llevando a cabo en el refugio antiaéreo  la Guerra Civil ubicado en la Calle Beato Gálvez. En concreto, en julio de 2019 comenzaron las intervenciones de desescombro, consolidación estructural y acondicionamiento de estas galerías y pasadizos que durante el periodo bélico se convirtieron en verdaderos enclaves estratégicos de Utiel. 

Las obras de recuperación de esta instalación defensiva han sido cofinanciadas por la Unión Europea a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Comunidad Valenciana 2014-2020 y estarán finalizadas en el próximo mes de diciembre. 

Datos históricos  

Este refugio antiaéreo es uno de los cuatro que ordenó construir el coronel del regimiento de infantería nº 7 ‘Otumba’, Manuel García Benet, responsable del ‘Cantón de Utiel’ tal y como detalla el estudio del historiador utielano Jose Luis Martínez. Los otros tres refugios ubicados en la Puerta del Sol, Puerta de las Eras y en Calle Camino quedaron totalmente derruidos.

Los refugios fueron construidos con el objetivo de que la población pudiera protegerse ante los bombardeos aéreos en la etapa de la Guerra Civil. Aunque el bando emitido por el coronel en septiembre del año 1936 constata que se efectuó un simulacro ante posibles ataques, afortunadamente Utiel no fue bombardeado durante la contienda.

El refugio antiaéreo de la Guerra Civil, muy cercano a la prominente Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción, está excavado a 9 metros de profundidad aprovechando diferentes bodegas, un auténtico trazado laberíntico. El uso turístico de este espacio pretende conmover y generar un lazo de empatía entre los visitantes y las personas que tuvieron que vivir aquellos dolorosos momentos para que nunca caigan en el olvido.

Be the first to comment

Deja un comentario