Especialistas de Manises aconsejan la técnica de embolización de los miomas, una cirugía eficaz y mínimamente invasiva para extirpar este tumor

El Hospital de Manises es el único hospital público de la Comunitat Valenciana que utiliza esta técnica.
El Hospital de Manises es el único hospital público de la Comunitat Valenciana que utiliza esta técnica.

Post també disponible en: Valencià

El Hospital de Manises es pionero en la Comunitat Valenciana en la eliminación de miomas mediante la técnica de la “embolización”, un método que obstruye el riego sanguíneo del mioma logrando que este disminuya. Las ventajas son claras para la paciente: una recuperación postoperatoria más rápida y la preservación del útero, al ser una técnica menos invasiva que las cirugías habituales como la histerectomía o la miomectomía.

El doctor Enrique Esteban Hernández del servicio de Radiología Vascular e Intervencionista explica que “la embolización se realiza mediante una incisión en la ingle de 3mm que permite introducir un fino catéter que avanza guiado por Rayos X hacia la arteria uterina que mantiene activo el mioma. Una vez llega al lugar adecuado, se inyectan pequeñas micropartículas que son llevadas hasta los miomas por el flujo sanguíneo, donde obstruyen los vasos. De esta manera cortan su aporte sanguíneo, logrando así que los miomas disminuyan de tamaño y desaparezcan sus síntomas. Para este tipo de cirugías se utiliza la anestesia epidural”.

Los especialistas del Hospital de Manises han adquirido una gran experiencia con esta técnica con un grado de satisfacción muy alto entre las pacientes que se han sometido a este tratamiento. “La mayoría de las mujeres son candidatas a embolización. Una vez son diagnósticadas se les realizan una resonancia magnética para saber el tamaño y la localización y así valorar las posibilidades de embolización y la anatomía de las arterias que irrigan al útero”, subraya el doctor Esteban Hernández.

Ventajas frente a otras técnicas

Las ventajas de la embolización frente a otras técnicas son la rápida recuperación y la conservación del útero. En otras técnicas como la histerectomía, se elimina el mioma mediante la extirpación del útero, y en la miomectomía, se preserva el útero aunque si hay varios miomas es difícil que se extirpen todos y puede que vuelvan a crecer a lo largo de los años.

Frente a la cirugía convencional, la principal ventaja de la embolización es la rápida recuperación, la paciente tan solo está hospitalizada 48 horas tras las cuales es dada de alta con analgésicos y antiinflamatorios durante una semana. Muchas mujeres pueden reanudar su actividad diaria poco después de la embolización y la mayoría puede volver a su actividad habitual entre 7 y 10 días después del procedimiento. Además, la técnica permite conservar el útero de la paciente y tratar todos los miomas que hay de forma simultánea.

“Con esta técnica, aproximadamente el 90% de las pacientes las hemorragias excesivas mejoran o incluso cesan y elimina el dolor en un 85% de las mujeres intervenidas. Además, esta técnica es recomendable para tratar miomas múltiples y de gran tamaño”, indica la doctora Neus Roig del área de Ginecología del Hospital de Manises.

Tumores benignos

Los miomas uterinos son tumores benignos (no cancerígenos) que crecen en la pared del útero. Son los más frecuentes del aparato genital femenino que aparecen en más del 40% de las mujeres en edad fértil. En muchos casos, estos tumores no presentan síntomas, y estos dependen de la localización, el tamaño y la dirección de crecimiento del tumor. Los síntomas más importantes son los trastornos del sangrado menstrual, dolor pélvico, de espalda o piernas, sensación de presión en el estómago, micción frecuente o estreñimiento con manifestaciones de comprensión.

La mayoría de los casos se detectan durante la visita rutinaria ginecológica (palpación abdominal, tacto pélvico, ecografía). En caso de confirmación de miomas, se realiza una resonancia magnética para saber el número, la ubicación o el tamaño.

Cuando provocan síntomas, la terapia con fármacos es, a menudo, el primer paso en el tratamiento. Es posible que esto incluya un tratamiento anticonceptivo u otra terapia hormonal. Si la terapia con fármacos no da resultado, se plantea ya una intervención para extraer el mioma.

El Hospital de Manises es el primer centro hospitalario público de la Comunitat Valenciana en utilizar esta técnica que se incluye en el servicio de Ginecología y Obstetricia junto a otros métodos quirúrgicos como la cirugía laparoscópica o la cirugía por histeroscopia.

Be the first to comment

Deja un comentario