Familiares y amigos homenajean en Cheste al músico Ricardo Cortés durante la presentación del disco “Música entre historias”

Post també disponible en: Valencià

El pasado sábado, 1 de febrero, el clarinetista Carlos Casadó presentó en Cheste su disco Música entre historias, un trabajo abordado junto al pianista Francisco Damián Hernández en el que ejecutan piezas de compositores del siglo XX. La presentación se realizó a modo de homenaje al músico chestano Ricardo Cortés, reuniendo a familiares y amigos en un salón de plenos completamente lleno.
La concejala de Cultura, Mª Ángeles Llorente, fue la encargada de abrir el acto presentando a Carlos Casadó y a José Alamá, que intervinieron en calidad de amigos del homenajeado, y a Vicente Rodrigo Cortés, sobrino del mismo. “La idea de este emotivo acto llega a mí de manos de Carlos Casadó, que se ha encargado de ponerlo en pie; desde la concejalía de Cultura hemos puesto los medios necesarios, como hacemos siempre que nos llega una propuesta de este tipo”, apuntaba la concejala antes de dar paso a Casadó.
“A raíz de la presentación del disco Música entre historias, que dedico a Ricardo Cortés, decidí contactar con su hermana Conchita y contarle mi intención de darle difusión en Cheste, proponiéndole hacer este acto con la familia y amigos del homenajeado, contando con alguien que le conociera bien y con algún familiar que pudiera hablar sobre él; y aquí estamos”, apuntaba Carlos Casadó. El clarinetista también leyó textualmente el que consideraba como “su primer recuerdo con Ricardo Cortés”, publicado en un boletín de La Banda la Lira, en alusión a la primera clase que recibió de él cuando todavía era un niño. “Cuando empezamos a cantar la lección yo me di cuenta de que este hombre sabía más que mis otros profesores, me aprendí el ejercicio sencillamente escuchándole”.
Por su parte, el reconocido compositor valenciano, José Alamá, amigo y compañero de Cortés durante 28 años en la Banda Municipal de Valencia, dedicó unas palabras para alabar el trabajo Música entre historias y destacar las figura de Casadó, antes de comenzar a hablar de sus vivencias con Cortés. “Yo llego a la banda municipal siendo un crío, sin experiencia, y allí me encuentro a una persona que actúa como mi padre, como mi amigo, como mi compañero, como un profesional a mi lado”, apuntaba Alamá, “la única cosa que me pidió en su vida fue que le compusiera una obra de música, y, en realidad, eso fue el regalo más grande que él podía hacerme a mí, y yo lo hice con todo mi corazón y mi entusiasmo”.
Por último, su sobrino, el también músico Vicente Rodrigo Cortés, se detuvo en la faceta más personal del homenajeado. “Para mí fue un referente, un espejo en el que reflejarme, era una persona de las que te sirve de ejemplo en la vida, trabajadora y responsable, con un gran sentido del humor”, apuntaba Rodrigo. “Mi tío nos enseñó en Cheste que la música, además de un hobby, podía ser una profesión”.
Tras las intervenciones, comenzó el recital de clarinete y piano, en el que Casadó y Hernández interpretaron Sonata para Clarinete de Leonard Bernstein, Estudio Melódico de Miguel Yuste, Fantasía sobre Goyescas de Albert Guinovart y Tribute to Gerald Finzi (for John Bradbury) de Edward Gregson.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*