Inma Burriel: «Tras dejar la presidencia, lo que más deseo a partir de ahora es disfrutar como músico de la ‘Santa Cecilia’ de Yátova»

Inma Burriel, ex presidenta. tc.c
Inma Burriel, ex presidenta. tc.c

— PREGUNTA: ¿Después de 12 años en el cargo, ¿qué sensaciones le provoca dejar esta responsabilidad?
— RESPUESTA: Es una sensación bastante rara, la verdad. Hay una mezcla de tristeza y alegría que me cuesta definir pero, sobre todo, es la sensación de liberarme del peso que supone estar al frente de una sociedad musical que día a día trabaja para poder superarse tanto a nivel social como musical.
— ¿Por qué ha decidido dar el paso ahora?
— Han sido demasiados años y realmente he perdido las ganas y la ilusión de trabajar por algo que para mí ha sido prioritario durante todo este tiempo. Por eso he considerado que mi etapa al frente de la sociedad ha terminado. Las personas somos necesarias, pero no imprescindibles.
— Si echamos la mirada hacia atrás en el tiempo, ¿qué balance realiza de esta etapa que ahora se cierra?
— Siempre un balance positivo. En todos estos años, el funcionamiento ha sido totalmente distinto al que venía siendo habitual. Tanto la junta directiva como los músicos hemos trabajado mucho para alcanzar cualquiera de las metas que nos hemos propuesto.
— ¿En qué situación se queda la sociedad tanto artística como económicamente?
— La situación actual es buena. Artísticamente se ha llegado a un número importante de músicos, debido a que la escuela ha funcionado muy bien. La incorporación de nuevos músicos año tras año ha hecho crecer a la banda notablemente. Económicamente, simplemente funcionamos gracias al trabajo de los miembros de la plantilla en los actos en los que participamos. Los ingresos son mínimos comparado con los gastos que puede tener cualquier sociedad musical de nuestra magnitud. El secreto está en la gestión de tesorería que puedo calificar como de sobresaliente.
— ¿Cuál ha sido el momento de su mandato que recuerda con más cariño ?
— Son mucho los momentos que recuerdo con cariño y que perdurarán en mi retina, pero me quedaré con la celebración del XXV aniversario; todo un año lleno de intensos actos musicales.
— ¿Y el más complicado?
— Todo es complicado. A más gente, más problemas. Pero he estado rodeada de un gran equipo y hemos trabajado para llegar a cualquier meta propuesta. Los peores momentos han sido cuando hemos perdido a gente querida.
— Intuyo que seguirá ejerciendo como músico.
— Por supuesto. Lo que más deseo a partir de ahora es disfrutar como músico.
— ¿Qué opinión le merece su sucesor?
— Mi sucesor y amigo Joaquín, «Cacheto» para los amigos, merece todo mi apoyo, porque yo lo he tenido de él. Conoce perfectamente cómo hemos funcionado, es un gran amante de la música y sobre todo tiene muchas ganas de trabajar por la sociedad, que es lo que hace falta cuando ocupas un puesto de responsabilidad como éste. Merece, entre otras muchas cosas, ser presidente de esta gran banda.
— Le invitamos ahora a despedirse a través de estas líneas.
— Dar las gracias a todos los que de una forma u otra han hecho posible que durante este largo período tiempo haya sido la presidenta de todos ellos. Gracias a todos!!!!

 

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*