La Diputació reabrirá al tráfico la CV-363 entre Losilla y Ademuz a finales de julio tras la reconstrucción de la vía

Post també disponible en: Valencià

El área provincial de Carreteras ha invertido cerca de 2 millones de euros en las obras de emergencia para rehabilitar la vía, que pasa por la Puebla de San Miguel, tras el desprendimiento del pasado verano

El vicepresidente y responsable de Infraestructuras, Rafa García, destaca la dificultad técnica de unos trabajos que se han basado en “la garantía de seguridad para trabajadores y usuarios” 

La Diputació de València tiene previsto reabrir la CV-363 entre Losilla de Aras y Ademuz, por la Puebla de San Miguel, a finales de julio, una vez finalizadas las obras de emergencia para reconstruir esta carretera tras el desprendimiento que se produjo el pasado verano, con la fatal consecuencia de un accidente laboral con víctimas mortales.

Desde el área de Carreteras e Infraestructuras que dirige Rafa García se avanza que esta actuación, con una inversión final de 1.985.500 euros, está previsto que finalice a principios de julio, con lo que la reapertura de la vía se produciría a finales del mismo mes, una vez reconstruida la calzada con las máximas garantías de seguridad en el punto kilométrico 2,850, donde se registró el desprendimiento.

El vicepresidente de la Diputació y responsable de Infraestructuras, Rafa García, explica que el proceso de definición de la solución para reconstruir la carretera “se ha caracterizado por la dificultad técnica a consecuencia de la complejidad geológico-geotécnica de la ladera en la que se han ejecutado las obras, así como la necesidad de disponer de información previa adecuada para definir la solución con las máximas garantías de seguridad para los trabajadores y los usuarios”. 

Los trabajos comenzaron en septiembre de 2019 mediante la realización de una campaña geológico-geotécnica de reconocimiento del terreno, teniendo en cuenta las dificultades intrínsecas al ámbito de ejecución de las obras en la ladera del valle fluvial del río Arcos, un entorno de accesibilidad de maquinaria muy limitada por la geometría del trazado, tanto en planta como en alzado, con curvas reducidas que impiden el acceso de la maquinaria habitual de construcción.

Nuevo muro de contención

Una vez finalizado el estudio del terreno y la accesibilidad de las obras, priorizando la seguridad de los trabajadores durante la reconstrucción y de los usuarios de la vía tras la rehabilitación, se optó por la realización de un conjunto de pantallas de micropilotes que, cimentados a la profundidad adecuada, definen una zona estable de trabajo para excavar y realizar el nuevo muro de contención que sostenga la plataforma de la carretera.

Los trabajos, en avanzado estado de ejecución, han finalizado ya el complejo proceso de cimentación, que ha dado paso al alzado del muro de contención. Tras levantar el muro, los operarios de Carreteras procederán al relleno con material drenante, la restauración de los accesos y la repavimentación, antes de la señalización vial y el balizamiento que completen la obra y permitan la reapertura de la carretera. 

En paralelo a esta actuación en el trayecto hacia Ademuz por la Puebla de San Miguel, la Diputació de València inició recientemente las obras de acondicionamiento de la carretera CV-363 en el tramo comprendido entre Mas del Olmo y Ademuz. Esta actuación, con una inversión de 1,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 8 meses, culmina el plan para la mejora de las carreteras de la red local en el Rincón de Ademuz iniciado en 2014.

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*