La Guardia Civil auxilia a un escalador en la zona de las Chorreras de la localidad de Chulilla

Los agentes de la Guardica civil durante el rescate de un escalador en Chulilla.
Los agentes de la Guardica civil durante el rescate de un escalador en Chulilla.
Los agentes de la Guardica civil durante el rescate de un escalador en Chulilla.
Los agentes de la Guardica civil durante el rescate de un escalador en Chulilla.

Este lunes, día 7 de noviembre, sobre las 17,00 horas la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una persona se encontraba en dificultades en la zona de las Chorreras del término municipal de Chulilla.

Inmediatamente efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Valencia, concretamente agentes del Seprona de Chelva se desplazaron hasta la zona aproximada donde se encontraba esta persona para iniciar su auxilio.

Una vez llegaron a las proximidades de este paraje comenzaron su búsqueda y localizaron a esta persona en una zona abrupta y de difícil acceso, observaron que este varón presentaba dificultad para hablar y tenia la tez bastante pálida.

Esta persona también tenia difultad para hablar y caminar y comento a los agentes que había sufrido un golpe en la parte posterior de la cabeza el día anterior.

Tras recabar estos datos los agentes procedieron a tapar con una manta térmica a esta persona para que no perdiera calor corporal e inmediatamente solicitaron la presencia de personal sanitario y dieron aviso para que interviniera el Greim de la Guardia Civil.

Sobre las 17:30 llegaron los componentes del Greim de Ontinyent al lugar del suceso y procedieron a la evacuación del accidentado hasta un puente cercano donde se encontraba la ambulancia que traslado a esta persona hasta el Hospital de Lliria.

Gracias a la profesionalidad y determinación que demostraron los guardias civiles en esta actuación lograron auxiliar a esta persona evitando así un mal mayor.

Desde la Guardia Civil de Valencia se quiere informar mediante el siguiente decálogo sobre la importancia de la prevención de accidentes y la forma de actuar ante una posible incidencia:

1. PLANIFICAR LA ACTIVIDAD Y CONSULTA LA PREVISIÓN METEOROLÓGICA.

Intentando no dejar nada al azar (revisar la ruta, actividad, horarios, dificultada técnica, temperaturas, etc.).

2. NO SALIR SÓLO A LA MONTAÑA. Lo aconsejable es un grupo mínimo de tres, así mientras uno se queda con el accidentado otro puede pedir ayuda.

3. AVISAR A ALGUIEN DE LA ACTIVIDAD QUE SE VA A HACER. Informar de la ruta exacta, de las horas que nos llevará hacerla, del punto de inicio y fin de actividad. Nunca cambiar a última hora y sin avisar a nadie de la actividad a realizar. De esta forma en caso de accidente alguien dará el aviso si nosotros no podemos.

4. LLEVAR ROPA, CALZADO Y MATERIAL NECESARIO Y ADECUADO PARA CADA ACTIVIDAD.

5. NUNCA OLVIDAR ROPA DE ABRIGO, ALIMENTO Y UN BOTIQUÍN, para el caso de que algo saliera mal. Incluso en verano.

6. NO SOBREESTIMAR TUS POSIBILIDADES. Valora tu nivel físico y técnico en relación con la actividad a realizar.

7. VALORAR LAS HORAS DE LUZ DE LAS QUE SE DISPONE Y NO SALIR TARDE A HACER ACTIVIDAD.

8. CONTROLAR SIEMPRE EL LUGAR EXACTO EN EL QUE TE ENCUENTRAS, para ello lleva mapas, gps, alguna aplicación móvil que permita saber tu ubicación como ALERTCOPS , etc. Asegurarse de saber utilizarlos.

9. LLEVAR EL TELÉFONO CARGADO DE BATERÍA E INTENTAR CONSERVARLA HASTA EL FIN DE LA ACTIVIDAD.

10. FINALMENTE HAY QUE SABER RENUNCIAR A TIEMPO. En caso de surgir inconvenientes o dificultades imprevistas que nos hagan dudar de la conveniencia de continuar la actividad, es mejor dar la vuelta e intentarlo otro día con una mejor planificación.

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*