Mi banner

Las carreteras de la provincia de Valencia, a excepción de Cortes de Pallás, vuelven a la normalidad

La carretera CV-580 a la altura de Bicorp.

La carretera CV-580 a la altura de Bicorp.

El tráfico en la red de carreteras de la provincia de Valencia ha vuelto a la normalidad. Tras las fuertes lluvias de los últimos días todas las vías se encuentran abiertas y en funcionamiento, a la espera de lo que se acuerde sobre el tramo cortado en Cortes de Pallás en la reunión que mantienen hoy 7 de diciembre técnicos de Iberdrola y el Área de Carreteras de la Diputación de Valencia. Las principales incidencias estos días se han producido en las demarcaciones de Alzira y l’Alcúdia, aunque tan solo en la CV-580 en el tramo de Anna a Bicorp ha sido necesario el uso de maquinaria.

En Alzira, las principales actuaciones se han llevado a cabo en la CV-505, la CV-506 y en la CV-571. En la CV-505, en dirección a Sueca, se cortó el tramo en el entorno del polígono industrial de Carretera de Albalat hasta su intersección con la CV-506. El principal motivo fue la inundación del barranco de La Murta. El servicio de Conservación de Carreteras se encargó de la señalización del corte para preservar la seguridad vial en la zona, así como del mantenimiento de la vigilancia en la misma, hasta el descenso del nivel de aguas.

En la CV-506, en el tramo que enlaza la CV-505 con la CV-510, se produjo un corte de la vía hasta el descenso del nivel de agua en la propia carretera. Por su parte, la CV-571 de Carcaixent a la CV-50, también se cortó. En este caso, se reabrió al ver que descendía rápidamente el nivel de agua en la vía. Asimismo, en la demarcación de Alzira ha habido otros incidentes menores en las carreteras CV-510 y CV-570. En estos casos, se supervisó la evolución del estado de la carretera sin llegarse a cortar.

En la demarcación de l’Alcúdia ha habido también carreteras afectadas. La CV-580, de Anna a Bicorp, tuvo problemas por desprendimientos de material en taludes arcillosos altamente inestables. Se ha limpiado con el  uso de maquinaria y personal especializado. Otra vía afectada en l’Alcúdia ha sido la CV-598 a la altura de Canals, que mantiene problemas de drenaje. La carretera se cortó a la circulación y se está redactando un proyecto de construcción para solventar estas deficiencias. Tan solo quedan pendientes de limpiar ligeros restos de material arrastrado y depositado.

Vuelta a la normalidad en las vías de la provincia de Valencia, a la espera de la reunión que mantienen hoy 7 de diciembre representantes de Iberdrola y del Área de Carreteras de la Diputación de Valencia sobre el tramo afectado en Cortes de Pallás. Los técnicos de la Corporación trabajan para retirar los escombros que han caído a la carretera, priorizando y garantizando en todo caso la seguridad de los operarios encargados de los trabajos, así como del tráfico en la zona.

Deja un comentario