Las decisiones arbitrales lastran al CD Buñol que cae en casa frente al Torre Levante (0-2)

El CD Buñol ha caído derrotado por dos goles a cero en su feudo del Beltrán Báguena. Foto: Raúl Ferrer.
El CD Buñol ha caído derrotado por dos goles a cero en su feudo del Beltrán Báguena. Foto: Raúl Ferrer.
El CD Buñol ha caído derrotado por dos goles a cero en su feudo del Beltrán Báguena. Foto: Raúl Ferrer.
El CD Buñol ha caído derrotado por dos goles a cero en su feudo del Beltrán Báguena. Foto: Raúl Ferrer.

El Buñol quiso y buscó siempre sumar 3 puntos, y lo mereció. Pero una polémica decisión arbitral desde un principio, les precipitó a la derrota. En el minuto 8, el colegiado decretó pena máxima que Víctor García, máximo anotador del Torre Levante, transformaría en el 0-1.

A los buñoleros no les sirvió sino para quererlo más, consciente de la importancia de en la situación en la Liga en que se encuentran: los partidos en el Beltrán Baguena no tienen que suponer otra cosa que 3 puntos. Siguieron intentando gestar en sala de máquinas, para traduciro arriba en goles, pero en una jugad aislada en el 15′, Unai Hernández logró abrir la herida, asestando el 0-2.

El partido no habría sido el que fue, ya que los buñoleros seguían creyendo, fuerte y con ganas de dar la vuelta al marcador, ya que en juego no se demostraba nada que hiciese pensar lo contrario. Pero de nuevo una decisión arbitral lastró a los de Javi Pons, y en el 30′, Adolfo García vió la roja directa, frente la protesta y desaprobación de una importante parte de la grada buñolense. Y tras esta acción, el partido hasta el descanso quedó sedado.

A la vuelta del partido los de Javi Pons salieron con las ideas claras, queriendo darlo todo por darle la vuelta al marcador. Además, desde el banquillo se hicieron nada más comenzar dos cambios con ánimos de recortar y remontar, saliendo del césped Nacho Pareja y Guillermo García, para dar entrada a Jorge Moltó y Adrián Crespo.

El Buñol supo jugar, generar ocasiones y ofrecerle juego a su gente. Pudo poner en dificultades a los visitantes, pero eso sí, el Torre Levante lo detectó y tiró de medios centros para interceptar lo que pudiese intentar Buñol y poder romper las líneas de juego locales.

Fueron pasando los minutos y ya que había respuesta local, los de Raúl Pérez tiraron de banquillo los minutos finales para darse aire fresco y músculo para defenderse los último minutos. Y con eso murió el partido. Luchó el Buñol pero la solidez y organización del medio centro visitante, eliminó las ganas de sumar de los de Pons. Los buñoleros quedan en el puesto 18 con 21 puntos. Informa, Raúl Miralles Lacalle @raulmks

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*