Masmano (EU Buñol): «La denuncia del PP sobre La Tomatina es una acción tendenciosa y sin precedentes en busca de la alcaldía»

«La denuncia del Partido Popular en contra del Ayuntamiento de Buñol sobre la gestión de las entradas de La Tomatina es una acción política sin precedentes en nuestro municipio. Esta maniobra tiene como único interés conseguir la alcaldía de Buñol sea de la forma que sea. Como se ha visto, no han dudado en utilizar a los dos concejales tránsfugas para hacer daño a los ciudadanos y ciudadanas de Buñol». Esta es la valoración que ha realizado a este semanario el alcalde, Joaquín Masmano (EU), sobre lo ocurrido en los últimos días.
El primer edil ha explicado que su citación «no significa que sea culpable» y ha adelantado que el tema «va a ser archivado y no se producirá ni siquiera el juicio debido a que no existen motivos para tal denuncia», en palabras de Joaquín Masmano.
«La persecución política que está llevando a cabo el PP de Buñol es inadmisible, y con la intención tendenciosa de atacar al único pueblo de la comarca que nunca ha sido gobernado por la derecha. Desde el principio no han tenido miedo a hacer daño a los ciudadanos y ciudadanas de Buñol con sus decisiones políticas, como la no aprobación del plan de ajuste que supuso pagar 1.000.000 de euros cada año, la negativa a la hora de poder realizar las obras desde el ayuntamiento, lo que ha ocasionado un retraso considerable en la realización de las trabajos como los asfaltados de calles, que tanto lo necesitan, o la construcción del restaurante en el parque del Planell, además de una merma económica que supera los 20.000 euros. A lo que sumamos el trabajo que han hecho en otras administraciones para entorpecer, o incluso pedir que no se nos den ayudas para mejorar nuestro pueblo. Eso sí que debería ser denunciado por los problemas ocasionados. A esto se le suma la denuncia del contrato por la venta de entradas y la intoxicación a través de los medios nacionales, enviando notas de prensa denigrantes para el municipio y cargadas de mentiras con el objetivo de esconder sus múltiples casos de corrupción», afirman desde el gobierno local.
Desde la alcaldía se niega cualquier acusación que hable de una privatización de la Tomatina, pues se considera que se ha hecho todo lo contrario. «La fiesta es ahora mucho más buñolera que nunca, por fin hemos podido disfrutar de nuevo de nuestra fiesta, más segura, más divertida y sostenible económicamente. En cuanto a la distribución, que es la denunciada, se trata como sabéis de un contrato claro en el que se recoge que de las 15.000 entradas que se pusieron a la venta la empresa percibía un 15% de los ingresos obtenidos. Concretamente fueron 22.500 euros por la gestión de las quejas, trámites, estudios de seguridad, trabajo de atención a los compradores en 5 idiomas, promoción, etcétera. Por otra parte, el ayuntamiento recibió en la cuenta el restante 85%, en concreto 127.500 euros a favor. Consideramos que un contrato tan específico y singular se puede contratar de forma directa, ya que la ley así lo marca. Máxime viendo el beneficio que provoca éste para las arcas municipales, además de para el buen desarrollo de la fiesta. No olvidemos que antes de comenzar La Tomatina ya se había ingresado todo el dinero previsto por la venta de entradas, por lo que el cobro siempre ha estado garantizado», como ha asegurado la máxima autoridad local.
En este punto, el alcalde ha manifestado que «en ningún momento se denuncia que haya habido problemas con los fondos públicos, ya que la gestión del gobierno siempre ha sido transparente y modélica. Algo que no puede afirmar el partido de los denunciantes, ya que todas las semanas salen casos en los que se han enriquecido a costa de las administraciones. Sin olvidar la corrupción generalizada donde han gobernado. Las diferencias son totales entre ellos y nosotros, pese a que intenten confundir a la ciudadanía».
«Los resultados electorales en los comicios europeos, así como los que arrojan las encuestas, hacen que el varapalo que sufrió el PP pueda volver a repetirse en las próximas elecciones municipales y autonómicas. Todo ésto ha creado mucho nerviosismo. Ante la imposibilidad de tener la confianza ciudadana que nunca tuvo, están intentando sembrar las dudas entre los ciudadanos de Buñol. Y lo hacen curiosamente utilizando un tema como es la corrupción, una corrupción que forma parte del funcionamiento normal del PP», afirma Masmano.
«Desde estas líneas queremos manifestar la falsedad de la denuncia y que sólo tiene un objetivo claro; empañar una gestión modélica y beneficiosa para Buñol, y con ello sembrar dudas a la opinión pública, y además sacar rédito electoral. Si tan interesados están en acabar con la corrupción, que miren primero en su casa, con los registros efectuados en la mancomunidad de La Hoya de Buñol por la Guardia Civil, que curiosamente dirigía el portavoz municipal del PP antes de ser elegido a dedo para el cargo que ahora ostenta, o denunciar los innumerables casos de corrupción que tienen dentro de su partido. El gobierno municipal quiere instar al PP a que dejen de intoxicar en su beneficio y esconder sus casos de corrupción ante el pueblo de Buñol», concluyen desde el gobierno municipal.

PP de Buñol: «hubo ocultación»
Desde el PP se ha querido ofrecer nuevos datos a fin de ilustrar lo ocurrido en torno a este asunto. Así, la citada formación ha explicado que Masmano «estaba imputado desde hace dos meses y medio», por lo que consideran que el actual equipo gestor «ha ocultado intencionadamente este hecho a la ciudadanía». En este punto, se acusa al Partido Socialista e Izquierda Alternativa de «mantener a un imputado como alcalde y de actuar de forma poco coherente con lo que han predicado en repetidas ocasiones sobre este tipo de casos tanto en Buñol como en el ámbito autonómico. Si fueran consecuentes pedirían la dimisión inmediata de Masmano. Ahora veremos su verdadera catadura moral y ética».
«Otra cuestión que deben saber los vecinos es que en el momento en el que el Ayuntamiento adjudicó la gestión de la venta de entradas, la empresa figuraba como inmobiliaria. Además, otro hecho llamativo es que cuando se firmó el contrato la tasa a cobrar todavía no se había publicado en el BOP. A todo lo dicho, se une la ausencia de un informe de Secretaría, la nula experiencia de la empresa elegida en la gestión de entradas o la ausencia de información sobre el dinero ingresado por la tasa que pagaron autobuses y coches el día de la fiesta por entrar a Buñol», concluyen desde el PP.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*