PPVAL: «el Decreto de Plurilingüismo del Consell crea alumnos de dos velocidades, resta oportunidades y fomenta la desigualdad»

La casa consistorial de Chiva ha acogido la primera de las acciones organizadas por el PPVAL para criticar el decreto del Consell.
La casa consistorial de Chiva ha acogido la primera de las acciones organizadas por el PPVAL para criticar el decreto del Consell.
La casa consistorial de Chiva ha acogido la primera de las acciones organizadas por el PPVAL para criticar el decreto del Consell.
La casa consistorial de Chiva ha acogido la primera de las acciones organizadas por el PPVAL para criticar el decreto del Consell.

El Partido Popular de la provincia de Valencia ha denunciado que el decreto de Plurilingüismo del Consell 9/2017 crea alumnos de «dos velocidades» ya que, a su juicio, «resta oportunidades a los estudiantes de comarcas castellano-parlantes, fomenta la desigualdad entre los alumnos y secuestra la libertad de los padres a la hora de elegir la educación que quieren para sus hijos», como han segurado desde el PP.

Así se han pronunciado los populares durante la primera reunión mantenida por el PPVAL entre expertos, profesionales del sector, representantes del ámbito educativo, responsables de instituciones educativas, familias, alcaldes, portavoces y representantes sindicales para abordar las consecuencias del nuevo decreto lingüístico de la Generalitat Valenciana.

Una jornada que se ha desarrollado esta semana en Chiva y con la que ha arrancado la caravana educativa anunciada por el PPVAL que recorrerá todas las comarcas.El presidente del PP de la provincia de Valencia, Vicente Betoret ha asegurado que la implantación de los actuales niveles de competencia de lenguas «conlleva la inexorable eliminación de las líneas lingüísticas en castellano y en valenciano vigentes en la actualidad».

«Las líneas actuales han permitido la posibilidad de escoger en libertad la lengua de enseñanza para nuestros hijos, respetando la idiosincrasia de cada zona, sin discriminar ni restar oportunidades. Hasta ahora había convivencia, ahora, hay conflicto», en palabras de Vicente Betoret.

«El Consell ha creado un problema donde no lo había», ha reiterado, «pretende una consciente utilización de la lengua para lograr objetivos ideológicos con la consecuente minorización del castellano», ha añadido. En este sentido, ha explicado que el decreto «fomenta las diferencias lingüísticas y de oportunidades» ya que «un alumno nacido en una zona castellano-parlante  tiene un punto de partida desigual».Así, ha reclamado «una discriminación positiva sin efectos secundarios, de manera que se potencie la lengua extranjera sin necesidad de penalizar ninguna lengua».

Por su parte, la vicesecretaria del PPCV y diputada autonómica, Maria José Catalá, ha recordado que el decreto aprobado por el Consell del PP en 2012 «contó con un gran consenso de la comunidad educativa y no registró ningún recurso ni procedimiento judicial contrario». De este modo, ha criticado que el Decreto plantea «una situación de uso del valenciano en el aula que no es real ya que, cuando el PP llegó al Gobierno sólo estudiaban en valenciano unos 74.200 alumnos de la Comunidad una cifra que se multiplicó por cuatro cuando salió del Consell, hasta llegar a los 235.200, sin imponer y sin discriminar».

Según ha subrayado, «se nos está vendiendo humo a un precio muy caro ya que el decreto actual no solo es discriminatorio y roza la ilegalidad sino que además la Conselleria olvida aspectos fundamentales como la formación continua y la formación inicial de los docentes en lengua extranjera para que el conocimiento de las lenguas sea real».

Así mismo, Catalá ha denunciado que el decreto «pone etiquetas a los niños ya que no podemos hablar de alumnos de nivel básico si estudian en castellano y de avanzado si lo hacen en valenciano»; al tiempo que ha advertido de que «no está justificado pedagógicamente que los niños por el hecho de coger valenciano puedan certificar un idioma extranjero de forma automática, porque un alumno con enseñanza en castellano también puede tener competencia en lengua extranjera y se le excluye de forma automática de esta posibilidad obligándole a acudir a la escuela oficial de idiomas o a academias privadas si quiere disponer de certificaciones».

«Al final, el Decreto —ha destacado— no es más que un chantaje a los padres para imponer el valenciano ya que no les deja más opción que escoger esta modalidad lingüística para que los alumnos aprendan inglés y tengan más oportunidades. No hay libertad para elegir porque no hay igualdad, hay rodillo ideológico, ha politización de la educación y hay ganas de fomentar una escuela de pensamiento único», en palabras de María José Catalá.

La caravana educativa recorrerá todas las comarcas de la provincia de Valencia «para defender la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos y la igualdad de todos los estudiantes hablen la lengua que hablen»,han recalcado desde el PP. Las siguientes paradas serán en Camp de Morvedre, L’Horta Nord y L’Horta Sud y el Valle de Ayora.

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*