Requena se posiciona contra el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión

El pleno de Requena ha dado el visto bueno a la propuesta de REQUENA PARTICIPA de declarar a la población “Municipio opuesto a la aplicación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP en inglés)”.
Como se afirma desde la citada formación, «aunque a primera vista podemos pensar que, al ser un tratado internacional entre la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos de América (EEUU), es un tema que no nos atañe a nivel local y escapa del ámbito de actuación del Ayuntamiento, las consecuencias de su aprobación serían muy negativas en numerosos aspectos de nuestra vida como la agricultura, la sanidad, el empleo, el clima y las finanzas».
«La UE y los EEUU están negociando, de espaldas a la ciudadanía y a sus representantes políticos (parlamentos nacionales y europeo) un amplio acuerdo de liberalización de comercio e inversiones, que representa un serio peligro para la democracia y la debida protección de los derechos laborales, medioambientales y de salud, anteponiendo el interés comercial de los inversores y empresas transnacionales (ETN) al interés general. Con el propósito de reducir las barreras no arancelarias, el TTIP pretende eliminar cualquier tipo de barreras reguladoras que limiten o se opongan al actual modelo depredador de las grandes corporaciones, que pone por encima de las personas y del medioambiente los intereses del capital. Este acuerdo exige la rebaja de los actuales estándares europeos, anulando con ello las regulaciones que protegen al consumidor, a los trabajadores y al medioambiente. De esta manera las leyes del comercio y de los negocios primarían sobre cualquier otra consideración social, relegándose a segundo término las legislaciones nacionales, regionales o locales en vigor», afirman.
«La aprobación del TTIP llevaría al desmantelamiento de los servicios públicos, así como a la pérdida de libertad de los poderes locales para suministrar los servicios necesarios que permitan satisfacer las necesidades sociales de sus poblaciones y la promoción de políticas de fomento de la actividad económica y del empleo local. En definitiva, el Tratado Transatlántico anularía de hecho el papel de las Corporaciones locales y la función social prevista en la Constitución española. Por este motivo, REQUENA PARTICIPA ha promovido esta moción contra el TTIP, ya que pensamos que las corporaciones locales deben asumir la responsabilidad de defender derechos sociales inalienables, que no pueden supeditarse a la lógica del mercado y a los intereses privados de unos pocos privilegiados, para preservar de esta manera la universalidad de unos servicios públicos socialmente útiles, que permitan asegurar una calidad de vida digna para todos y en todas partes, en estrecho nexo con el ejercicio real de la democracia», añaden.

A modo de resumen, algunos efectos negativos del TTIP serían los siguientes:
Sobre la agricultura:
-Desregulación del uso de pesticidas
-Fortalecimiento de los derechos de propiedad que benefician a las multinacionales de semillas y químicas
-Extensión del uso de transgénicos.
-Inundación de productos agrícolas de bajo costo, incluyendo vinos, que destruirán los sectores agrícolas locales, llevando a los agricultores a la bancarrota y acelerando el éxodo rural.
Sobre la salud: 
-El TTIP tiene como objetivo la entrega a los intereses multinacionales de áreas enteras del régimen de protección social y de nuestros sistemas médicos y hospitalarios, haciendo que los intereses empresariales prevalezcan sobre el interés general.
-Se están barajando las propuestas de las transnacionales para atacar la legislación vigente en materia de salud pública y de reducción de las normas sanitarias y fitosanitarias.
Sobre el clima: 
-El contenido del tratado se postula en contra de las políticas de transición energética y medioambientales que necesitamos para evitar el desastre climático.
-Su aprobación serviría para dar nuevas armas a las empresas petroleras que se oponen al desarrollo de tecnologías de transición.
-Daría luz verde a métodos de extracción que favorecen el calentamiento global (fracking, arenas bituminosas, etc.).
Sobre el empleo: 
-La eliminación de barreras facilitaría la carrera hacia los salarios bajos, promoviendo el trabajo desregulado y deteriorando las condiciones de trabajo (eliminación de los derechos de huelga, del derecho de sindicación y el fin de la negociación colectiva)
-Varios estudios realizados hacen sonar la alarma y predicen la pérdida de 600.000 puestos de trabajo en Europa en la primera década del acuerdo.
-Aumento de las deslocalizaciones y eliminación de pequeñas y medianas empresas en todos los sectores.
-El TTIP es un juego donde sólo ganan los accionistas, mientras los trabajadores son los perdedores seguros.
Sobre las finanzas: 
-El tratado supondría la eliminación de todos los controles financieros, impidiendo a Estados y Gobiernos cualquier tipo de regulación propia.
Para asegurar sus objetivos el TTIP estará dotado de un Consejo de Cooperación Regulatoria y de un Mecanismo de Resolución de Disputas Inversor Estado (ISDS), que incluye cláusulas abusivas sobre la protección de los inversionistas, posibilitando que las transnacionales demanden a los Estados por aquellas leyes que vayan en contra de sus intereses. En este sentido se están creando ya tribunales de arbitraje privados que funcionan al servicio de las multinacionales, con el objeto de eludir la justicia vigente y atacar las leyes que les perjudiquen. Su funcionamiento está permitiendo obtener miles de millones en concepto de indemnizaciones.
REQUENA PARTICIPA presentó esta moción al pleno porque pensamos que la administración local debe estar cerca de las necesidades de su pueblo, y tiene el deber de responder ante atentados semejantes contra la libertad y el bienestar de su población y su país, si no quiere verse posteriormente acusada de no defender derechos fundamentales de las personas y la integridad del medio ambiente en general.
La moción declarando a Requena “Municipio opuesto a la aplicación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP en inglés)” fue aprobada con los votos a favor de PSOE (8), REQUENA PARTICIPA (3) e IZQUIERDA UNIDA (1); la abstención de PARTIDO REQUENA Y ALDEAS (1) y CIUDADANOS (1); y votos en contra del PP (7).
Además de la declaración de municipio opuesto al TTIP, en la moción aprobada también se solicitaba a los Ministerios de Administraciones Públicas y de Economía su apoyo, para mantener el carácter público de los llamados servicios socialmente útiles, y el cese de las negociaciones del TTIP y otros acuerdos similares, que pongan en peligro los derechos de los estados y su población.
REQUENA PARTICIPA sigue trabajando para que desde nuestra corporación local se intente resolver los retos sociales, económicos y medioambientales que se nos presentan y se defienda la universalidad de los servicios públicos y la protección de la ciudadanía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*