Riba-roja aumenta un 603% la inversión en planes y programas de formación y creación de empleo en esta legislatura

Una imagen de uno de los últimos plenos del Ayuntamiento de Rima-Roja.
Una imagen de uno de los últimos plenos del Ayuntamiento de Rima-Roja.
Una imagen de uno de los últimos plenos del Ayuntamiento de Rima-Roja.
Una imagen de uno de los últimos plenos del Ayuntamiento de Rima-Roja.

El actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha aumentado espectacularmente la inversión en formación y planes para la creación de empleo en hasta un 603% a lo largo de esta legislatura al pasar de los 326.000 euros presupuestados en el año 2015, inicio del actual mandato, a los 2’3 millones de euros previstos en las cuentas del presente ejercicio. 

La apuesta del ejecutivo local por propiciar políticas para la formación de las personas en edad de trabajar que faciliten su posterior inserción en el mercado laboral es una de los ejes fundamentales de la legislatura que se han plasmado en los presupuestos de los ejercicios de los años 2016, 2017 y 2018 en los que las partidas se situaron en 728.634, 1’7 y 2’3 millones de euros, respectivamente. No hay que olvidar que el mandato se iniciaba con una herencia anterior que suponía una inversión anual de 326.800 euros, es decir, una octava parte de las inversiones de la actualidad. 

Sin embargo, la trascendencia de estas cifras se confirma con mayor plenitud si tenemos en cuenta que la inversión prevista para el ejercicio económico de 2018 superan con creces, hasta triplicarlo, los números que se manejaban en los años previos a la grave crisis económica, en los que se ejecutaron 473.096 en el año 2007, otros 935.818 en 2008, 913.185 en 2009 o 786.380 euros en el ejercicio de 2010. 

Las últimas estadísticas elaboradas por el área de Fomento Económico arrojan unos datos positivos en la apuesta del ayuntamiento por la formación de las personas como medida fundamental para favorecer su inserción laboral, con un total de 602 personas beneficiadas durante el ejercicio de 2017 gracias a los 22 cursos realizados desde la administración municipal. Estas cifras forman parte de la labor auspiciada por la agencia de desarrollo local (ADL). 

La inversión en programas y planes de formación e inserción laboral se ha plasmado en un descenso notable del paro soportado en Riba-roja de Túria, con 507 parados menos desde el inicio de la legislatura, al pasar de los 2.039 desempleados en junio de 2015 a los 1.532 parados de febrero de este año. De ellos, 580 son hombres y 952 mujeres en el paro actualmente. 

De hecho, la tasa de paro refleja la línea descendente experimentada a lo largo del periodo, ya que mientras que en el resto de España la tasa se sitúa en un 16’3%, en la Comunitat Valenciana en otro 16’7% y en València ciutat en otro 16’4%, en el caso de Riba-roja de Túria tasa desciende hasta un 15’9%, es decir, un 0’4% menos que en el global del Estado. 

La razón de esta diferencia hay que radicarla en el aumento inversor que desde el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria se ha impulsado durante los últimos años. Así, mientras que en el primer año de legislatura las cifras inversoras se duplicaron hasta situarse en 728.634 euros, enfocado a luchar contra una lacra que azota a muchas familias, en los siguientes ejercicios se han llegado a triplicar. 

Estas cifras se han visto consolidadas y aumentadas en las cuentas que recientemente ha validado el pleno municipal con otros 2’3 millones de euros que se dedican a planes, talleres y programas de empleo, entre los que hay que destacar también las subvenciones recibidas de la Generailtat Valenciana y los fondos europeos Feder. Con estos dígitos en la mano, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria recibe hasta 7 euros en subvenciones públicas por cada euro aportado con fondos municipales. 

El concejal de Fomento Económico, Rafa Folgado, ha subrayado que estas cifras de inversión «son el resultado de la apuesta que desde este gobierno hemos impulsado desde el inicio de la legislatura por la formación de los parados para prepararlos para los retos y proyectos que se demanda actualmente en el mercado laboral, además, de una preocupación especial por los segmentos de edad más castigados, como los jóvenes, los mayores de 45 años o las mujeres» 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*