Riba-roja constituye una comisión ética para garantizar la “limpieza” en la adjudicación de los contratos públicos del ayuntamiento

Post també disponible en: Valencià

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha constituido una comisión de ética que se encargará de garantizar la limpieza en las adjudicaciones de los contratos públicos y evitar, de esta forma, posibles casos de fraude, favoritismo y prevención de conflictos de intereses que pudiesen surgir. Esta nueva comisión de ética forma parte de los acuerdos plenarios que refrendaron su acatamiento a las medidas “compliance” europeas. 

La constitución de esta comisión ética está impulsada por el gobierno del PSPV y ha contado con el respaldo del resto de partidos políticos con representación municipal en la actualidad: Partido Popular, Ciudadanos, Compromís, Esquerra Unida, Podem y Vox. Esta comisión forma parte de las medidas incluidas en el código ético que en materia de contratación pública emana del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). 

Una de las principales tareas de esta comisión pasa por evitar posibles casos de intereses que puedan surgir en el proceso de adjudicación de los contratos públicos del ayuntamiento, de tal forma que todas las posibles aspirantes a los mismos concurran con las mismas posibilidades. Garantizar la transparencia y la igualdad en el trato de todos los licitadores y candidatos en el procedimiento son otros de sus objetivos.   

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria es pionero en el ámbito de la Comunitat Valenciana en la adopción de medidas, procedimientos jurídicos y herramientas tecnológicas enfocadas en evitar posibles casos de corrupción o favoritismo en los procesos de adjudicación en todas las adjudicaciones y contratos municipales externos a lo largo de todo el año. 

De hecho, una de las primeras medidas pasa por limitar el acceso de los políticos en las citadas mesas en las que únicamente tienen voz y voto los funcionarios y los empleados públicos. Ningún miembro del equipo de gobierno ni de la oposición forman parte de las mismas. Además, las sesiones que tienen lugar para dar a conocer los ganadores de cada procedimiento público se retransmite en “streaming”. 

El código ético aprobado por el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria recuerda que la transparencia municipal “guarda una estrecha relación con los principios de igualdad, publicidad, concurrencia, no discriminación y prohibición de la arbitrariedad de la administración contratante, al fomentar una mayor participación de los licitadores y, por tanto, una mejora en sus ofertas”. 

Precisamente, la normativa de Riba-roja señala que la administración pública “debe hacer uso de todos los medios que el derecho nacional ponga a su disposición con el fin de evitar que los procedimientos de contratación pública se vean afectados por conflictos de intereses; ello puede suponer hacer uso de procedimientos destinados a detectar, evitar y resolver conflictos de intereses”.  

Evitar que puedan existir posibles casos de conflictos de intereses son otros de los argumentos que subyacen en este código hasta el punto que se extiende a los propios funcionarios que forman parte de ella “participen en el desarrollo de licitación o puedan influir en el resultado del mismo, tenga directa o indirectamente un interés financiero económico o personal que pudiera parecer que compromete su imparcialidad e independencia en el contexto del procedimiento de licitación”.  

La directiva advierte de que las empresas concurrentes “no deben haber participado en una organización delictiva o haber sido declaradas culpables de corrupción o fraude contra los intereses financieros de la Unión Europea, motivo por el cual la corrupción y el fraude son argumentos para la exclusión de los operadores económicos de los procedimientos de contratación”. Y señala la obligación de aquellas personas o entidades que tengan conocimiento de un posible conflicto de interés “deberán ponerlo inmediatamente en conocimiento del órgano de contratación”. 

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Riba-roja ocupa actualmente la primera posición en la lista de municipios con mayor nivel de transparencia de la Comunitat Valenciana, por delante de ciudades como València, Gandia o Mislata. Riba-roja cumple en la actualidad un total de 124 de los 162 indicadores utilizados para analizar los cumplimientos de las administraciones públicas en esta materia. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha señalado que la constitución de la mesa ética de contratación “forma un punto de inflexión en la historia de nuestro municipio en el que todos los ciudadanos pueden conocer en directo los procesos de adjudicación de este ayuntamiento, por primera vez cualquiera puede conocer en detalle todos los aspectos de la gestión municipal con luz y taquígrafos”. 

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*