Riba-roja de Túria cierra el presupuesto de 2019 con un superávit de 1’9 millones de euros y deja en cero la deuda municipal

Post també disponible en: Valencià

El equipo de gobierno da cuenta al pleno de la liquidación presupuestaria

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha dado cuenta de la liquidación del presupuesto económico correspondiente al año pasado 2019 con un superávit global de 1’9 millones de euros que permite continuar la senda de los años precedentes. El gobierno municipal ha dado a conocer, además, las cuentas de las arcas públicas que se completan con una deuda fijada actualmente en 0 euros.  

El presupuesto económico del pasado año 2019 ha supuesto unos ingresos ordinarios que alcanzaron los 29’6 millones de euros frente a los 33’7 millones de euros correspondientes a los gastos municipales, de forma que el superávit se cerró con un total de 1’9 millones de euros –tras los ajustes económicos por valor de 6 millones- y permite afrontar con mayores garantías el futuro económico del ayuntamiento.  

El remanente económico que ha logrado el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria en los últimos años se ha situado actualmente en un total de 4’1 millones de euros, basado en la gestión llevada a cabo por el actual equipo de gobierno en los ejercicios presupuestarios precedentes. Con estos números, el consistorio deja su actual deuda municipal en cero euros. 

El remanente de tesorería no tiene carácter anual –a diferencia del presupuesto económico- sino que es el reflejo del déficit o superávit que se ha ido acumulando a lo largo de los ejercicios precedentes y cuya suma pasa de un ejercicio a otro en función de los déficits o superávits que se van produciendo en los presupuestos económicos. Por tanto, el importe acumulado de Riba-roja alcanza los citados 4’1 millones de euros. 

La liquidación positiva del ejercicio de 2019 fijada en 1’9 millones se añade a las que se han determinado en los ejercicios precedentes, ya que en el 2016 alcanzó los 2’1 millones, otros 1’5 millones en el presupuesto de 2017 y, finalmente, los 3’1 millones de euros en año 2017. Estas cifras permiten encarar con una mayor eficacia los próximos meses en el consistorio para soportar las inversiones que se desarrollarán en determinadas áreas municipales acuciadas por la crisis sanitaria y económica. 

Gracias a estas cifras económicas, el equipo de gobierno de Riba-roja de Túria ha podido aprobar ayudas por valor de 670.000 euros enfocadas a los comercios, los autónomos y las microempresas afectadas por el Estado de Alarma –en consenso entre el gobierno municipal y todos los partidos de la oposición- con hasta 2.000 euros directos para cada uno de los solicitantes en función de las características de los mismos. 

Paralelamente, el equipo de gobierno de Riba-roja de Túria ha ofrecido un pacto global y consensuado al resto de formaciones políticas con representación en el pleno municipal para la modificación de las partidas presupuestarias del presente ejercicio tras las consecuencias derivadas por el decreto del Estado de Alarma a causa del coronavirus, en el que serán imprescindibles fortalecer tres grandes pilares de trabajo: Servicios Sociales y Mayores, Economía y Empleo y Formación. El objetivo es dotar a estas áreas de mayores recursos económicos.

El concejal de Hacienda, José Ángel Hernández, ha manifestado que los datos de la liquidación “son muy positivos para nuestro municipio ya que nos permite afrontar con mayor optimismo las medidas que hemos adoptado para ayudar a los diferentes sectores económicos de la localidad y continuar, de esta forma, con nuestra gestión para que ninguna persona se quede sin el apoyo y la ayuda de la administración local”.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*