Riba-roja duplica los depósitos en las entidades bancarias al pasar de 3’5 a 7’1 millones de euros en esta legislatura

El alcalde del PSPV-PSOE, Robert Raga.
El alcalde del PSPV-PSOE, Robert Raga.

Post també disponible en: Valencià

El alcalde del PSPV-PSOE, Robert Raga.
El alcalde del PSPV-PSOE, Robert Raga.

Una deuda a cero y liquidaciones positivas completan estas cifras

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha duplicado los fondos económicos que posee en las diversas entidades bancarias al pasar de los 3’5 millones de euros existentes en marzo del año 2015 a los 7’1 millones del mismo mes de este año, es decir, un aumento de hasta 3’6 millones de euros. Estas cantidades se hallan ingresadas en cuentas operativas, en cuentas restringidas y caja de efectivo municipal.  

Los saldos bancarios que figuran en el informe de Tesorería certifican la buena salud financiera de la que disfruta el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria cuyo equipo de gobierno -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha permitido un incremento del 102% en los depósitos bancarios pero al mismo tiempo un aumento del gasto social, de las inversiones y una disminución notable de la presión fiscal. 

El propio departamento de Tesorería municipal atestigua en su informe que los 4’2 millones de deuda viva que heredó el actual gobierno de Riba-roja se han saldado completamente en esta legislatura gracias a una gestión eficaz y eficiente hasta el punto que es de los pocos del Camp de Túria que no posee ningún tipo de deuda que le impida mantener el ritmo inversor. 

Estas cifras se completan con las liquidaciones presupuestarias que ha experimentado la localidad a lo largo de esta legislatura, la última de ellas en el año 2018 con un superávit de 3’1 millones de euros, en contraste con los 1’5 millones del ejercicio de 2017 o los 2’1 millones de euros del presupuesto de 2016 hasta configurar un remanente de tesorería fijado en un total de 6’1 millones de euros.  

El informe técnico preceptivo por parte de la Intervención municipal constata que el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria cumple escrupulosamente con los preceptos de mantener una posición de equilibrio o superávit presupuestario como manda la actual legislación vigente, además de que esta estabilidad presupuestaria supone que los recursos corrientes y de capital no financieros son suficientes para hacer frente a los gastos corrientes ordinarios municipales.

Fruto de la gestión de esta legislatura es la rebaja del 19% en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) y en el impuesto de plusvalías, una reducción notable en el impuesto de construcciones para aportar en el repunte de la actividad urbanística, o sustanciales rebajas también enfocados a vehículos pesados que suponía que muchos de ellos tributasen en municipios limítrofes a pesar de que físicamente estaban en naves industriales de Riba-roja. 

Estas mejoras se completan con las cifras que arroja el periodo máximo de pago a los proveedores por parte del Ayuntamiento de Riba-roja ya que de los 60 días como máximo que fija la actual ley de las administraciones públicas prevé para estos casos los datos oficiales detallan que se han visto reducidos sustancialmente hasta conseguir un pago medio de 19 días.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*