Mi banner

Riba-roja evita la emisión de 3.000 toneladas de CO2 a la atmósfera al año al reducir 90.000 desplazamientos en vehículos privados

Post també disponible en: caValencià

Más de 200.000 usuarios anuales utilizan los medios de transporte público.

Más de 200.000 usuarios anuales utilizan los medios de transporte público.

Más de 200.000 usuarios anuales utilizan los medios de transporte público

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha desarrollado una red de transporte pública en el término municipal que evita la emisión de más de 3.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año a la atmósfera gracias a los 90.000 desplazamientos que se dejan de realizar gracias, precisamente, a la citada red de transporte. Además, se ha habilitado una línea de subvenciones de 8.000 euros a la compra de bicicletas eléctricas.

La gestión en materia de movilidad en Riba-roja de Túria impulsado durante esta legislatura ha supuesto la concesión del primer premio de la Comunitat Valenciana a la Movilidad Sostenible junto al Ayuntamiento de Dénia otorgado por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio por su proyecto global de fomento y uso del transporte público.

La implantación de la red de transporte pública que se ha puesto en marcha durante este mandato en Riba-roja de Túria ha alcanzado cifras récord al superar los 200.000 usuarios anuales en las distintas modalidades que están funcionando actualmente: el conecta-metro que une el casco urbano con la estación del metro, el arriba-bus que conecta el casco urbano con los polígonos industriales, la Reva y Loriguilla y, por último, las distintas líneas escolares enfocado a los usuarios de las escoletes infantiles y los institutos de secundaria.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Riba-roja ha habilitado una línea de subvenciones públicas destinada al fomento de los medios de transporte ecológicos y sostenibles con una partida presupuestaria total de 8.000 euros que permitirá la compra  de bicicletas en tres modalidades: las normales, las eléctricas y la compra de un kit para adaptar las convencionales a las eléctricas. De esta forma, se pretende concienciar a los ciudadanos de la importancia de apostar por medios de transporte ecológicos y, por tanto, el importante ahorro de emisiones de dióxido de carbono.

Cabe recordar que, actualmente, el consistorio aplica una bonificación de hasta el 75% para los dueños de los vehículos híbridos y otro 75% para los propietarios de coches eléctricos como medidas adicionales que contribuyan a disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera incluidas en el pacto de alcaldes por el Clima y la Energía que prevén una reducción del 40% a medio plazo.

El consistorio también tiene en cuenta este baremo durante los primeros 10 años en el caso de los vehículos híbridos en el que se incluirá, además, la matriculación, para cuyos casos se considerarán aquellos motores eléctrico-gasolina, eléctrico-diesel y los eléctrico-gas, con su correspondiente homologación de origen. En el caso de los eléctricos tendrán que tener un motor 100% eléctrico y, por tanto, de emisiones nulas.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado “los notables avances que se han realizado en esta legislatura con la implantación de una red de transporte público que ha significado el reconocimiento de las instituciones autonómicas del que estamos muy satisfechos ya que al mismo tiempo que hemos ayudado a resolver las carencias de comunicación entre las distintas zonas y áreas del término municipal contribuimos a reducir las emisiones a la atmósfera”. 

Estas medidas de ahorro se complementan, también, con el proyecto de ropa usada en el casco urbano y en las áreas residenciales que ha supuesto recoger más de 75.000 kilos anuales gracias al convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Riba-roja y las dos empresas encargas de la recogida y, por tanto, se evita la emisión de decenas de kilos de emisiones de dióxido de carbono sobre el medio ambiente.

Raga ha añadido que en esta legislatura “hemos puesto en marcha el programa EcoRiba para la creación de riqueza, empleo y dinamización económica y social a través del medio ambiente, nos hemos unido al Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía parar reducir las emisiones de CO2 en un 40% hasta el año 2030 y, por último, nos hemos integrado en el Consejo de Gobierno de la Red Española de Ciudades para el Clima que nos permite poner en valor nuestra acción de gobierno en contacto con otras ciudades de España”.    

Deja un comentario