Riba-roja reparte 4.300 máscaras en comercios y espacios públicos, 100 quirúrgicas en el centro de salud y prepara otra remesa de 4.500 para los próximos días

Post també disponible en: Valencià

El ayuntamiento coordina el trabajo y la labor de las voluntarias

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha procedido al reparto de 4.300 máscaras de protección facial elaboradas con tela y destinadas a los comercios de la localidad, centros geriátricos, centro de salud, centro de enfermedades mentales, servicios de catering y trabajos de mantenimiento. Además, se han repartido 450 máscaras quirúrgicas para el centro de salud, residencias geriátricas, funerarias y servicios municipales.  

La iniciativa que surgió tras el decreto del Estado de Alarma aglutina a un grupo de una cincuentena de mujeres de Riba-roja que se prestaron voluntarias para confeccionar en sus viviendas las máscaras para repartirlas posteriormente. De esta forma, existe otra partida de 1.000 máscaras de tela preparada para su reparto a la que se sumarán otras 3.500 que se está elaborando actualmente y que está previsto su traslado a lugares y colectivos específicos en los próximos días.  

El personal de Protección Civil, bajo el mando del ayuntamiento, se encarga de recoger las telas compradas por el ayuntamiento –con un coste, de momento, superior a los 2.000 euros- para, a continuación, trasladarlas a un taller donde un operario, de forma voluntaria y desinteresada, procede a su corte y clasificación. Finalmente, los miembros de Protección Civil trasladan las telas a las viviendas de las costureras para su confección. Cabe añadir, también, la donación efectuada por una familia del municipio propietaria de una antigua empresa textil con la que se han podido confeccionar más remesas de máscaras.  

Las mujeres que participan en esta iniciativa confeccionan los modelos de máscaras siguiendo las indicaciones y las recomendaciones del personal médico del centro de salud para que sean operativas y eficaces en su lucha por impedir la expansión del coronavirus entre los habitantes. Para ello, se utilizan unas telas cien por cien de algodón, a doble cara y con los estándares de calidad exigidos. 

Tras la confección y elaboración de las máscaras, los miembros de Protección Civil se encargan de trasladarlas a una lavandería de la localidad donde se las somete a un escrupuloso proceso de esterilización a 75 grados centígrados con el objetivo de garantizar la higiene y la protección de los futuros usuarios de las mismas. La última fase consiste en introducir cada una de las máscaras a repartir en una bolsa sellada y listas para su reparto final, junto una nota adjunta indicativa con las instrucciones de uso.

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha complementado esta iniciativa de las máscaras de protección con la adquisición, tratamiento y distribución de una partida de 120 hidrogeles desinfectantes entre los comercios de la localidad con el objetivo de que los propios trabajadores de los mismos y los potenciales clientes dispongan de un elemento añadido de limpieza e higiene para sus manos.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*