Un hotel cerrado al público de Riba-roja cede de forma gratuita sus 9 habitaciones para las familias sin hogar de la localidad

Post també disponible en: Valencià

Se añaden a las 15 estancias de un hostal del municipio

El hotel la Muralleta de Riba-roja de Túria ha cedido sus instalaciones de forma gratuita al ayuntamiento —actualmente cerradas al público— para que las puedan utilizar las familias de la localidad que carezcan de hogar o vivienda mientras dure el Estado de Alarma. El hotel consta de un total de 9 habitaciones que se han puesto ya a disposición de las familias que lo necesiten y se añaden a las 15 de otro hostal de la localidad.  

El hotel que ahora ha cedido de forma altruista sus instalaciones al municipio está ubicado cerca de la ribera del río Túria, junto al castillo árabe de Riba-roja de Túria, y permanece cerrado al público como el resto de actividades similares en virtud del Estado de Alarma que entró en vigor el pasado 15 de marzo. Con esta cesión, el municipio dispone ya de un total de 24 habitaciones –el hostal y ahora el hotel- para las familias sin un hogar para vivir. 

En el acuerdo entre el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria y el hotel consta que el propietario cede sus instalaciones de forma gratuita mientras que son las arcas municipales las que se encargan del coste de la desinfección y el mantenimiento de ambos edificios y, además, financia todos los gastos de comida diaria y las necesidades básicas de estas familias sin recursos hasta que encuentren un nuevo hogar. 

En el caso del hostal, el ayuntamiento también se encarga del mantenimiento y abona el uso de las habitaciones utilizadas como sucede desde hace años en este establecimiento para albergar a las personas sin hogar. 

Esas familias beneficiarias reciben, además, a diario el catering municipal y, además, tienen derecho a disfrutar de los mismos derechos que el resto de los habitantes incluido en el programa que se ha puesto en marcha durante el Estado de Alarma denominado “El Teu Ajuntament amb Tu”, destinado a las personas mayores o las personas con movilidad reducida. La permanencia de estas personas en estos establecimientos se prolonga mientras intentan resolver sus problemas personales que les han abocado a quedarse en la calle y sin posibilidad de disponer de una vivienda en condiciones adecuadas. 

Actualmente, en Riba-roja existen 16 personas en la calle o sin techo —de las que 6 son menores— que ya están albergadas en el hotel y en el hostal, que sufren la carencia de recursos económicos estables para disponer de un alojamiento digno y sin una red de apoyo, especialmente en el ámbito familiar. El protocolo de actuación consta de cinco intervenciones posibles: información, asesoramiento y acompañamiento; picnic, aseo y producto de primera necesidad; comedor social; alojamiento de emergencia habitacional; y, por último, ayuda económica. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha agradecido “el gesto de solidaridad y generosidad que ha tenido la propiedad de este hotel para ceder sus instalaciones a las familias que, desgraciadamente, no tienen un hogar donde vivir; por ello, nuestro objetivo es que ninguna persona de la localidad se quede en situación de desamparo o con alguna necesidad básica por cubrir”. 

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*