AVA-Asaja visibiliza el arranque de 2.000 campos valencianos en el último año con una cremà agraria

Post també disponible en: Valencià

En plena semana fallera, con las fiestas canceladas por el Covid-19, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha dado visibilidad a la grave crisis de rentabilidad que arrastran los productores mediante una cremà de naranjos recién arrancados y acompañados de carteles y lemas reivindicativos de forma similar a un monumento fallero.
El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, asegura que “esto es solo un ejemplo de la desesperación que sienten los agricultores, ya que en el último año se arrancaron y quemaron más de 2.000 campos como este en la Comunitat”. Según datos del Ministerio de Agricultura, la superficie agrícola valenciana ha descendido un 7% en la última década y un 16% en lo que llevamos de siglo XXI. Los cultivos con mayor implantación en la agricultura valenciana son precisamente los que más han retrocedido: la citricultura ha perdido 30.000 hectáreas en dos décadas, mientras que el viñedo ha dejado de cultivar 25.000 hectáreas en ese periodo. “Y ahora –agregó Aguado– empiezan a arrancarse también campos de caquis porque los precios han caído y perdemos la mitad de la cosecha por no poder combatir las plagas y enfermedades”.

El joven agricultor de AVA-Algemesí, Ismael Navarro, explicó que ha decidido arrancar sus naranjos porque “en las últimas cinco campañas he perdido dinero en todas menos una, y encima en la última únicamente he percibido 0,07 euros por kilo, con lo que pierdo 20 céntimos por cada kilo vendido. Para una economía familiar eso es insostenible. Ahora busco alternativas de cultivo o nuevas variedades, pero hoy por hoy es muy difícil sobrevivir en el sector”. Informa, Luis Ibáñez.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*