El Ayuntamiento de Cheste mantiene la despenalización en el canon de vertidos del polígono industrial Castilla

El Ayuntamiento mantiene la despenalización en el canon de vertidos del polígono industrial Castilla.
El Ayuntamiento mantiene la despenalización en el canon de vertidos del polígono industrial Castilla.

Post també disponible en: Valencià

El Ayuntamiento mantiene la despenalización en el canon de vertidos del polígono industrial Castilla.
El Ayuntamiento mantiene la despenalización en el canon de vertidos del polígono industrial Castilla.

Por segundo año consecutivo, las aguas vertidas desde la estación depuradora de aguas residuales (E.D.A.R) del polígono industrial Castilla, mantienen los niveles de sustancias contaminantes reducidos casi al mínimo, según las últimas analíticas realizadas. Por ello, la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) mantiene retirada la penalización en el canon que el Ayuntamiento debía pagar anualmente por los vertidos del polígono industrial Castilla a cauce público.

 Este es el resultado de las acciones llevadas a cabo desde la concejalía de Medio Ambiente,  con el acuerdo del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cheste, que puso en marcha el año pasado una nueva ordenanza reguladora y ejecutó de forma efectiva el Plan de Control de Vertidos en Origen. En 2017 el canon penalizado ascendía a 113.000 euros, que tras el recurso presentado se quedó en 22.000 euros, suponiendo un ahorro para las arcas municipales de 91.000 euros. De nuevo, el canon se mantiene con esta reducción.
“Cuando llegamos a este Ayuntamiento nos encontramos con que el anterior gobierno del Partido Popular había solicitado a la Confederación Hidrográfica del Júcar, en 2014, la subrogación del expediente de autorización de vertidos del polígono industrial, o lo que es lo mismo, que el Ayuntamiento se hiciera cargo del pago del canon por las aguas residuales que vertían las empresas del polígono, cuya titularidad no le correspondía”, explica la concejala de Medio Ambiente, Mª Ángeles Llorente. “Esta decisión del gobierno del Partido Popular tuvo consecuencias muy graves, ya que a partir de este momento empiezan a llegar al Ayuntamiento requerimientos de la Confederación que superan su capacidad técnica, jurídica, administrativa y económica. El canon pasó de 22.000 euros en 2014 a 97.000 euros en 2015, ya que los vertidos del polígono incumplían con los valores límite de contaminación permitidos y, como consecuencia, la Confederación nos aplicaba una penalización, cada vez más alta”.
En lo que va de legislatura, el actual equipo de gobierno ha puesto en marcha un plan de actuación para conseguir reducir la contaminación de las aguas vertidas por las empresas del polígono industrial Castilla, y así poder cumplir con los requerimientos legales por parte de la Confederación. 
La primera de estas medidas fue la contratación de un gabinete técnico-jurídico y otro únicamente jurídico para que realizaran un estudio completo del expediente de autorización de vertidos con la finalidad de determinar las responsabilidades que pudieran derivar del mismo y asesorar al Ayuntamiento en todo el proceso. También se revisó la ordenanza municipal que regulaba la tasa por control de vertidos en el Polígono Industrial Castilla, que restringía los valores de contaminación permitidos y establecía un régimen de sanciones para las empresas que lo incumplían. Además, se contrató un Plan de Control de Vertidos para garantizar el cumplimiento de la ordenanza, se negoció con la Confederación Hidrográfica del Júcar para poner en marcha un programa a 4 años de reducción de vertidos y se incorporó a la plantilla del Ayuntamiento una técnica medioambiental especialista para que se encargara de la gestión y supervisión de los trabajos a realizar en este sentido.
“Hay que destacar la buena predisposición de la mayoría de empresas, que siguen comprometiéndose a adoptar las medidas necesarias para disminuir los parámetros de sus vertidos. Con su colaboración y el trabajo del Ayuntamiento identificando a los responsables de los vertidos que incumplían con la normativa para iniciar los expedientes sancionadores correspondientes, pensamos que la situación podrá seguir mejorando exponencialmente”, explica Llorente. “Las analíticas de las aguas vertidas cumplen con la normativa desde hace dos años, y en consecuencia, la confederación mantiene retirada la penalización en el canon. Desde el Ayuntamiento vamos a seguir trabajando para que esto sea posible y para que se reduzcan al máximo los problemas ambientales por efectos directos e indirectos causados por vertidos. Nuestro objetivo es proteger y cuidar el Medio Ambiente y, en consecuencia, la salud de las personas”, concluye la concejala de Medio Ambiente.
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*