El nuevo ERE de Cemex «apenas» afectará a los empleados de la planta ubicada en Buñol

Tal como publicó este semanario en su edición impresa, la firma Cemex ha iniciado un nuevo proceso de despido colectivo que se sumará al ya cerrado el pasado mes de noviembre y que afectó finalmente a 290 de sus empleados, 51 de ellos en su planta de Buñol. Inicialmente, desde el grupo cementero se ha anunciado que el nuevo ERE afectará a 156 trabajadores, sin concretar cómo se distribuirá esta cifra.
No obstante, según ha podido conocer este semanario de fuentes próximas a la empresa, en principio este proceso se centrará en el personal no productivo entre los que se encuentran administrativos y comerciales, entre otros, por lo que la fábrica de Buñol «apenas se verá afectada».
«Se trata de una decisión que supone un paso más hacia la consecución de un plan estratégico, Plan Horizonte, diseñado para hacer frente a la crisis en la que está inmerso el sector y que la empresa confía dará continuidad a la operación de Cemex en España», han explicado desde Cemex.
En los últimos meses, «y siguiendo las pautas establecidas en dicho plan de viabilidad, la compañía ha llevado a cabo la integración societaria de todos sus negocios para agilizar y facilitar los procesos y la relación con los clientes. Como reflejo de este cambio societario también se ha reorganizado la estructura de gestión».
«Asimismo, y como consecuencia del Plan Horizonte, se ha redimensionado la capacidad industrial para adaptarla a la nueva realidad del mercado y se ha llevado a cabo una fusión de las zonas comerciales y operativas que simplifica la organización, reduciendo así la distancia con mercados y clientes», han añadido desde Cemex.
El inicio del período de consultas para el proceso de despido colectivo que comenzó el lunes concluirá, tal como establece la legislación, en el plazo de 30 días. Durante el mismo, las partes tratarán de llegar a acuerdos que reduzcan el impacto del ERE.
Según Cemex, el Plan Horizonte es un «plan de futuro diseñado para afrontar el difícil panorama que está viviendo el sector debido al continuo descenso de la demanda, a una escalada de los costes sin precedentes, especialmente los derivados de la tarifa eléctrica, y la consiguiente pérdida de competitividad».
«El fin del plan es asegurar la operación de Cemex en España, mediante el refuerzo la presencia en aquellos mercados de mayor valor, así como la reducción de la distancia con los clientes a través de una oferta global de productos más rentables y eficientes. El cumplimiento de los retos y objetivos contemplados en esta iniciativa proporcionará mejores oportunidades comerciales fuera de nuestras fronteras, fortaleciendo la capacidad exportadora de Cemex», han añadido.
«La empresa tiene el convencimiento de que la puesta en marcha del Plan Horizonte es vital para su supervivencia y mejorará sin duda alguna su competitividad», concluyen desde el grupo cementero.

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*