El PSPV asegura que Iberdrola ha cortado la luz a un edificio municipal de Riba-roja del Túria por irregularidades en el enganche a la red

El PSPV de Riba-roja de Túria ha denunciado que la empresa eléctrica Iberdrola ha ordenado el corte del suministro de luz en un edificio de titularidad municipal de la urbanización Masía de Traver tras detectar que permanecía conectado de forma ilegal al alumbrado público desde hace años sin que el ayuntamiento haya actuado ni vigilado la situación del citado inmueble. El grupo socialista censura la falta de «diligencia» de la concejala de urbanizaciones, María José Ruiz, del PP, por su «miopía» para atajar esta situación de ilegalidad.

Los hechos ocurrieron hace escasas semanas en el edificio público que el Ayuntamiento de Riba-roja tiene en esta urbanización -ubicada en la carretera hacia Manises- cuyas instalaciones había cedido a la comunidad de propietarios de este área residencial, principalmente actos sociales y actividades lúdicas y deportivas entre los habitantes de Masía de Traver.

Sin embargo, técnicos de Iberdrola se personaron en este edificio municipal y comprobaron que estaba conectado al alumbrado exterior sin ningún tipo de permiso, por tanto, ilegal y decidieron cortar el suministro eléctrico al edificio a pesar de que el titular es el propio ayuntamiento. El PSPV de Riba-roja de Túria ha denunciado que esta situación, según los propios residentes, se arrastraba desde hace ya años ante la pasividad y la falta de control del consistorio.

El PSPV ha añadido que el corte del suministro eléctrico ha supuesto el cese inmediato de las actividades y actos que se desarrollaban en el interior de las instalaciones públicas desde hace años. En la primera planta existe un retén policial sin funcionamiento desde hace años junto a unas aulas destinadas a diferentes actividades culturales y deportivas para los residentes.

En la primera planta del inmueble también existe un despacho que la comunidad de propietarios de Masía de Traver utilizaba para llevar a cabo sus reuniones y asambleas mientras que en otras estancias de la misma planta existía un aula polivalente que albergaba diferentes expresiones culturales de los usuarios. Sin embargo, el cese del suministro eléctrico ha supuesto, de forma fulminante, que las actividades que se venían desarrollando se hayan suspendido al carecer de una instalación adecuada y se hayan tenido que trasladar a otras ubicaciones de forma provisional.

El portavoz municipal del PSPV, Robert Raga, ha calificado de «desastre» la labor de la concejala de urbanizaciones, María José Ruiz, del Partido Popular, y del resto del equipo de gobierno «por su ineptitud para cuidar y vigilar las instalaciones que pagamos entre todos los contribuyentes gracias a tener los impuestos más altos de la comarca hasta el punto de pasar la vergüenza que una empresa suministradora haya decidido cortar la luz de un local público porque estaba enganchado de forma ilegal al alumbrado; con este penoso ejemplo el alcalde queda retratado ante el resto de ciudadanos y su credibilidad resulta seriamente dañada ante la opinión pública».

La urbanización Masía de Traver es el área residencial más extensa de Riba-roja de Túria con más de 900 viviendas, cerca de 3.000 vecinos y un parque automovilístico de más de 1.000 turismos cuyos accesos resultan inadecuados tras la remodelación aprobada por la Diputación de Valencia ya que el trazado ideado les obliga a dar un rodeo de casi 1’5 kilómetros para dirigirse al área metropolitana de Valencia.

Raga ha finalizado que el episodio del corte de suministro energético «ha servido también para destapar que el edificio cuenta con una instalación para la policía local que, sin embargo, no funciona desde hace años y ha evidenciado el descontrol con que el PP gestiona el patrimonio municipal y la ausencia completa de una política seria y rigurosa en nuestras urbanizaciones a pesar de que todos pagan sus impuestos».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*