El PSPV lamenta que el Ayuntamiento de LLíria embargue viviendas a quienes no pueden pagar la cuota urbanística de los PAIS

Una de las rotondas del municipio de Llíria. tc.c

Una de las rotondas del municipio de Llíria. tc.c
El PSPV de Llíria ha denunciado que el ayuntamiento de la capital edetana, que encabeza el alcalde Manuel Izquierdo, del Partido Popular, ha iniciado el proceso administrativo para el embargo de las viviendas de 7 vecinos de la localidad por el impago de las cuotas urbanísticas al estar incluidos, como propietarios de terrenos, en diversos programas de actuación integrada (PAI) aprobados todos ellos por el consistorio.

Cuatro de los siete afectados por la decisión de la administración local son personas físicas mientras que las restantes tres son personas jurídicas. Algunas de estas empresas no han podido abonar hasta más de 15.000 euros en concepto de cuotas por las obras de urbanización y, por tanto, se han visto abocadas al embargo de sus bienes para afrontar los pagos.

El PSPV de Llíria ha lamentado que el desarrollo de los planes urbanísticos «se ha ejecutado en un momento económico en el que muchas de las personas afectadas se ven incapaces de pagar, con unos costes financieros inasumibles para la inmensa mayoría de las personas pero que, sin embargo, se han encontrado con la decisión inflexible del equipo de gobierno».

El proceso administrativo del consistorio de Llíria afecta, además, a otras 500 personas de la localidad a las que se les requiere diferentes cantidades económicas con sus correspondientes recargos de apremio para cobrarles cuotas por las obras de urbanización de los PAI. Los débitos reclamados a estos propietarios suman alrededor de 600.000 euros en total.

La mayoría de los afectados están incluidos en las obras del plan ST-1 lindante con Benissanó donde diversas familias particulares así como dueños de negocios y naves industriales han tenido que vender sus tierras, endeudarse o, directamente, arruinarse por no poder afrontar la reparcelación de este programa urbanístico que les ha obligado a desembolsar importantes cantidades de dinero.

Las cuotas urbanísticas oscilan entre los 300 y los 13.000 euros, en función de la extensión afectada por las obras. Muchos de los propietarios incluidos en este PAI han protestado por las elevadas cantidades reclamadas que se suman a la difícil situación económica en la que se han proyectado las citadas obras por la que atraviesan estas familias. Recientemente, el Ayuntamiento de Llíria ha subastado, además, por 1’1 millones de euros un terreno de una familia que ocupaba 3.744 metros cuadrados por el impago de cuotas cifradas en más de 478.000 euros.

El PSPV de Llíria ha deplorado la actitud del gobierno del PP de Llíria «por imponer sus decisiones a los contribuyentes sin ningún tipo de consenso ni diálogo, ya que a la vista de los hechos el ayuntamiento actúa como un mero agente recaudador frente a las deudas que hayan podido contraer los propietarios de unos terrenos con el agente urbanizador encargado del plan urbanístico». El grupo socialista ha instado al gobierno municipal «a actuar en el diseño de una ciudad sostenible y moderna que defienda los intereses generales de los ciudadanos al margen de las empresas promotoras o urbanizadoras».

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*