Fotogalería: el conservatorio San Rafael cierra su participación en la Bienal de Buñol con un gran concierto de su banda junto a Abraham Cuperio

Post també disponible en: Valencià

Como colofón a la jornada de presentación oficial de la XVI Bienal de Música de Buñol, se ha disfrutado en la noche de este sábado, 18 de junio, del concierto de la Banda Sinfónica del Conservatorio San Rafael en el Auditorio Municipal de San Luis que, con la presentación de la obra “Pangea” bajo la dirección de Eduardo Carrascosa Carrascosa y con la participación de su autor, el instrumentista Abraham Cupeiro, cautivó al público asistente con su versatilidad a la hora de interpretar partes de la pieza musical con diversos instrumentos de otras culturas.

Tras las palabras de la concejala de Cultura, Mireia Parla, se procedió al acto de graduación de 6° de EPM, promoción 2016-2022, así como a la entrega de los Premios Profesionales de Música de 2021 del Conservatorio Profesional de Música San Rafael, entregados por la alcaldesa, Juncal Carrascosa, y por el director del conservatorio de Buñol, Bernat Fabra.

«Pangea«

Abraham Cupeiro. Arreglos de Adrián Saavedra / María Ruiz / Carlos Vázquez. Instrumentos étnicos: Abraham Cupeiro
Director: Eduardo Carrascosa Carrascosa

Oceanía
China
América
África
Norte de Africa
Armenia
Bulgaria
Costa Atlántica
Lamento

En 1910 el meteorólogo alemán Alfred Wegener, se
percató al examinar un atlas que las siluetas de los continentes
parecían casar unas con otras; fue a partir de esta observación cando
comenzó a recabar datos que luego plasmó en su libro» El Origen de
los continentes y de los océanos»
En él, sostenía que hace unos 300 millones de años el
mundo estaba formado por un sólo continente, Pangea, que en
griego significa «toda la tierra».
Para la biología esta teoría explica el parentesco entre
especies de continentes separados por océanos. Para la geología
justifica la presencia de formatos geológicos similares en continentes
distintos.
La tierra es el elemento en el que habitamos los humanos,
pero quizás son los océanos los que marcan el clima, a veces la
orografía, y también el carácter de sus gentes.
Con esta obra queremos unir de forma metafórica la tierra
a través de la música, pues es una necesidad vital que nos unamos
para frenar la destrucción de nuestro planeta.
Esta nueva unión, no sería posible sin un tercer elemento:
el aire. Si él el sonido de los instrumentos no podría navegar por el
espacio para llegar a nuestros oídos.
A estos instrumentos, se les unen otros más humildes que
evocan culturas y paisajes a los que os queremos transportar.
¡Que suene la música desde lo más profundo de la tierra, desde lo
más profundo … de los océanos!

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*