Greenpeace muestra su preocupación ante el anuncio del Gobierno de renovar la licencia de la central nuclear de Cofrentes hasta su cierre en 2030

11/03/2021. Cofrentes, Valencia, Comunidad Valenciana, España.rrActivistas de Greenpeace se encadenan en el acceso a la central nuclear de Cofrentes (Valencia) para pedir al Gobierno su cierre definitivo. Coincidiendo con el 10º aniversario del accidente de Fukushima, la organización ecologista rdemanda al Gobierno que no repita el error cometido hace una década al conceder una nueva licencia de funcionamiento a la central, que expira el próximo 20 de marzo.rrHoy no es un día cualquiera: hace una década, en febrero de 2011, una veintena de activistas de Greenpeace entraron en la central nuclear de Cofrentes y escalaron a una de las torres de refrigeración. En esa acción pintaron en la torre de refrigeración el mensaje “Peligro Nuclear” para exigir que no se renovara la licencia para que siguiese operando. Pocos días después, un 11 de marzo como hoy, en Japón, la Central nuclear de Fukushima pasaba a la historia por sufrir el peor desastre nuclear desde Chernóbil en 1986.rrDespués de una década, volvemos al lugar de los hechos para exigir, una vez más, que no se renueve la licencia de Cofrentes porque si algo hemos aprendido en este tiempo, es que que las nucleares son instalaciones envejecidas y que no las necesitamos para mantener la seguridad del suministro; y por lo tanto, no debemos renovar sus licencias sin, además, la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones (algo que sí se pide para cualquier pequeña instalación energética y renovable).r©Greenpeace/Pedro Armestrerr©Greenpeace Handout/Pedro Armestre - No sales - No Archives - Editorial Use Only - Free use only for 14 days after release. Photo provided by GREENPEACE, distributed handout photo to be used only to illustrate news reporting or commentary on the facts or events depicted in this image.

Post també disponible en: Valencià

La organización ecologista señala a Iberdrola, propietario único de la nuclear, como responsable de desviar y ralentizar la transición energética pidiendo exenciones de impuestos para sus nucleares

Ante el anuncio del Ministerio de Transición Ecoloǵica de renovar la licencia de la central nuclear de Cofrentes, propiedad de Iberdrola, hasta su cierre en 2030, Greenpeace muestra su preocupación y considera, además, que es desoír las peticiones de sus socios de Gobierno y del Gobierno de la Comunidad Valenciana, que reclaman su cierre. 

Sabiendo que, desde el punto de vista de la seguridad de suministro, es viable cerrar todas las nucleares y las térmicas de carbón antes de 2025, la organización ecologista considera que: 

  • El cierre nuclear programado no debería ser solo una decisión empresarial, porque las personas son el centro de un sistema eléctrico eficiente y 100% renovable y la consulta pública es obligatoria en materia nuclear.
  • El cierre nuclear es una oportunidad para el empleo y la economía y puede y debe favorecer el empleo sostenible y justo y la economía local. El desarrollo de planes de inversión local, la transición energética prioritaria en estas comarcas, junto con el cierre nuclear es una oportunidad única.
  • Los costes de los residuos radiactivos, y de los riesgos de accidente deben ser asumidos por las empresas y no por la sociedad, y aumentando su vida operativa se aumentan ambos.

“Sabemos que las nucleares están envejecidas y no son necesarias para mantener la seguridad de suministro y, sin embargo, a todas les están renovando sus licencias, sin participación pública ni ninguno de los criterios que hoy se exigen para cualquier instalación energética por pequeña y renovable que sea”, ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace: “Iberdrola quiere ser el referente de las energías renovables, pero pide una reducción de impuestos para sus nucleares. Esto va mucho más allá del greenwashing: Ignacio Sanchez Galán lo que plantea es un timo”.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*