La ausencia de lluvia condiciona notablemente el calibre de las variedades tempranas de cítricos en el interior

Según les adelantó este semanario semanas atrás, la situación del campo es a día de hoy más que delicada debido principalmente a la ausencia de lluvias. Una de las consecuencias de esta falta de agua ha sido una notable disminución de los calibres de la naranja en los términos municipales de Turís, Cheste o Godelleta, entre otros.
Esta delicada situación se denuncia desde el sector agrícola justo en el ecuador de la campaña de recolección citrícola y tras verse obligados los agricultores a dejar en los árboles frutos que no alcanzaban el calibre mínimo exigido actualmente por el mercado.
Variedades tempranas como Okitsu, Oronules o Marisol, entre otras, son las que más se han visto afectadas por esta disminución de tamaño, de ahí que la producción final haya sido menor que en años anteriores.
Otra de las consecuencias directas de la falta de agua es la aparición de la llamada «clareta», una reacción en la piel que provoca decoloración y la aparición de bultos que convierten el producto en inservible para el mercado, todo ello a pesar de tener una buena calidad. En este caso, las variedades afectadas son las Navelinas y las Clemenules.
Atendiendo a esta delicada situación, desde el campo se desea que el líquido elemento caiga del cielo lo antes posible, ya que de otra forma sería demasiado tarde para la recuperación de parte de la producción citrícola.
A pesar de los problemas en el tamaño, los cítricos están prácticamente al mismo precio que el año anterior. A su vez, se confirma que la recolección está siendo más ágil, tanto por la menor producción como por el hecho de tener que dejar en el árbol las naranjas que no alcanzan el tamaño mínimo.
Al margen de los cítricos, esta preocupante sequía puede afectar, de persistir, a otros cultivos como el melocotón, a los almendros, olivos y algarrobos. En este punto, los agricultores recuerdan que los árboles necesitan del agua para garantizar el normal crecimiento de sus frutos. De no obtenerla, la cosecha puede mermar de forma importante el próximo año. Informa Rafa Puchades/V.M

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*