La Conselleria de Territorio inicia la consulta pública previa del PAT del Rincón de Ademuz

Post també disponible en: Valencià

Arcadi España destaca el compromiso de facilitar y agilizar una planificación racional del territorio para favorecer la implantación ordenada de actividades económicas 
El Plan de Acción Territorial tiene como grandes objetivos la ordenación y dinamización de este espacio rural de gran importancia para el equilibrio territorial de la Comunitat Valenciana 

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha iniciado la consulta pública previa del Plan de Acción Territorial, PAT, de la comarca del Rincón de Ademuz. 

El conseller Arcadi España ha explicado que esta primera consulta pública es previa al documento de Borrador de Plan y el Documento Inicial Estratégico, y «marca administrativamente el inicio de la tramitación del Plan de Acción Territorial». 

Con esta consulta, ha señalado Arcadi España, «se pretende identificar los agentes territoriales que se encuentren involucrados en el proceso de elaboración y aprobación del Plan, y que estos agentes y toda la ciudadanía realicen las sugerencias y aportaciones que consideren oportunas, las cuales serán tenidas en cuenta e incorporadas al expediente administrativo del PAT». 

Esta información será de utilidad para integrar las necesidades detectadas desde el propio territorio y es complementaria a la aportada anteriormente desde las corporaciones locales en las reuniones que han mantenido la secretaria autonómica de Política Territorial, Urbanismo y Paisaje, Imma Orozco, y la directora general de Política Territorial y Paisaje, Rosa Pardo, junto a la directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblamiento, Jeannete Segarra, y las responsables de las áreas de movilidad sostenible y de asesoramiento y asistencia a municipios de la Diputación de Valencia, Dolors Gimeno y Amparo Orts, el pasado mes de septiembre. 

Una población de 2.289 habitantes y 370 km2 de superficie 

El PAT del Rincón de Ademuz se proyecta sobre una comarca de siete municipios, Ademuz, Casas Altas, Casas Bajas, Torrebaja, la Puebla de San Miguel, Castellfabib y Vallanca, con una población de 2.289 habitantes y 370 km2 de superficie. Esta comarca pertenece al sistema rural de la Comunitat Valenciana que presenta los problemas característicos de las zonas del interior con riesgo de despoblación: envejecimiento demográfico, baja accesibilidad, déficits de dotaciones, falta de alternativas económicas, entre otros. 

Como ha recordado el conseller de Política Territorial, «estos problemas se acentúan con las dificultades de estos municipios para actualizar el planeamiento urbanístico vigente que suele ser muy antiguo y estar obsoleto, y el compromiso de la Conselleria es facilitar y agilizar la consecución de una planificación racional del territorio capaz de favorecer la implantación ordenada de actividades económicas en los suelos de mayor aptitud y menor vulnerabilidad». 

Ordenación y dinamización del territorio 

Por ello, el Plan de Acción Territorial tiene como grandes objetivos la ordenación y dinamización de este espacio rural de gran importancia para el equilibrio territorial de la Comunitat Valenciana. 

El plan propondrá acciones como definir la infraestructura verde a escala supramunicipal de la comarca, al garantizar las medidas de gestión necesarias para la mejora de su estructura y funcionalidad, favoreciendo la producción de bienes y servicios ambientales y la adaptación del territorio a los efectos del cambio climático. 

También planteará zonificar de forma adecuada y eficiente el suelo no urbanizable de los siete municipios, atendiendo a las unidades de paisaje los patrones del territorio, y las afecciones de la infraestructura verde que se solapan sobre este tipo de suelo. De esta forma se consigue una zonificación coherente del medio rural sin las limitaciones de los límites municipales, y una adecuación de la capacidad de acogida de cada zona a los usos y actividades que pudiesen implantarse. 

Asimismo, identificará los elementos del patrimonio cultural merecedores de protección, proponiendo directrices para su preservación y puesta en valor desde una visión que permita la mejora los activos territoriales y su relación con las actividades económicas de naturaleza endógena. 

Además, establecerá un modelo urbano para la comarca que en el que prime el mantenimiento del carácter rural de los núcleos, activando las viviendas vacías o la rehabilitación y reciclado de estos tejidos urbanos de manera preferente al desarrollo de nuevos suelos que, en el caso de ser necesarios, deberán integrarse adecuadamente en la morfología del territorio y del paisaje, y ser de escala adecuada al patrón de población existente. 

Igualmente se analizará las demandas de suelos para actividades económicas que respondan a las realidades y posibilidades de la comarca y, en su caso, proponer nuevos desarrollos de suelo adaptados a las fragilidades del territorio y, de forma preferente, utilizar la escala supramunicipal para establecer las mejores localizaciones desde el punto de vista de factores como la accesibilidad, la proximidad a las materias primas y la aptitud del territorio. 

A su vez, se va a analizar las dotaciones, su estado y adecuación a las necesidades actuales y futuras y proponer las acciones necesarias para garantizar unas condiciones de equidad territorial en cuanto al acceso de la población a los equipamientos y dotaciones públicas. 

Del mismo modo se estudiará el estado actual de las infraestructuras de comunicación y de servicios, proponiendo las acciones necesarias para garantizar una movilidad sostenible en la comarca, y desarrollar fórmulas para la mejora de los sistemas de movilidad a la demanda adecuados para las zonas rurales. En su caso, prever las reservas de suelo necesarias para la implantación o ampliación de las infraestructuras, tanto de movilidad como de servicios. 

El PAT incluye proponer fórmulas de gobernanza territorial que permitan la gestión mancomunada de las implantaciones de escala supralocal, todo ello en colaboración con los municipios y las mancomunidades existentes que ya cuentan con experiencia en la gestión de servicios públicos en la comarca. 

Por último, se establecerán directrices que permitan impulsar el desarrollo local de la comarca con la colaboración de agentes sociales y económicos, públicos y privados, estableciendo su conexión con el planeamiento, y potenciando especialmente el sector agroalimentario, el turismo y aspectos de la calidad del territorio que permitan atraer y mantener población en la comarca. 

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*