La Crisis del Valencia CF

En verano había valientes que tildaban la temporada como de “arena movediza”, otros más atrevidos como “de transición” y los oportunistas de turno -que no voy a citar— aprovechaban el más mínimo error de la directiva y/o equipo para atizar sin ningún argumento más allá del valencianismo que, a priori, debe ser suficiente.
Pero con demagogia a tan alto nivel no es aceptable, al menos para mí, y digo demagogia porque estos señores o amigos y/o familiares suyos fueron los que llevaron al Valencia a la ruina, aquel club con 550 Millones de Euros de deuda y que parecía a la deriva, que el dueño de un banco y su colocado decidían cada acto/acción, con el único compromiso de beneficiar a la entidad BANKaria.
Los objetivos eran claros: Competir entre los 4 primeros, llegar lejos Champions League-después en UEFA- y lo propio en Copa del Rey-siempre ciñéndose a aquel “bronco y copero”.
No voy a desmantelar lo que ha sucedido, a falta de 8 jornadas, nos enfrentaremos a equipos en los que en la primera vuelta hemos logrado sumar 5 ptos de 25, desde los jugosos empates frente Barça y Madrid, hasta la decepción del empate frente a Las Palmas.
Volviendo de Mestalla miraba la clasificación y creía que el móvil no funcionaba, yo insistía en actualizar resultado, pero no, la clasificación estaba bien, el Valencia deambulaba como 14 clasificado con 34 puntos, luego miraba poco hacia arriba y el Espanyol que lo veíamos tan mal hacía unas semanas, ese mismo, por encima nuestra-1 punto más-, y el Granada -que hasta que destituyeron a Sandoval parecía un cadáver- sólo 6 puntos menos que nosotros. Dicho de otra forma, a 2 partidos de empatarnos a puntos. Ojalá se saquen muchos puntos, pero vistos los equipos-y nuestro juego y resultados-muchos no se divisan en un futuro próximo hasta verano.
La UEFA ya se nos acabó, primero mazazo en la Youth League con aquella pena máxima fallida, entre comillas, porque entró claramente, y luego frente a Valverde, con un partido en una huerta-tanto para unos como para otros, pero no deja de ser huerta, y con los locales un juego envidiable. Y en la vuelta vimos a un equipo que hasta el minuto 72 gustó, pero el mazazo del remate de cabeza de Aritz -convocado con la selección- que colocaba el 2-1 y la eliminación, y añado la competición copera, que hasta Las Palmas, pintaba “Valencia copero”, pero con el indignante 7-0 en el Camp Nou, todo se fue al traste.
Esta es la sensación y realidad que los valencianistas han tenido esta temporada, y que dudo que vaya a cambiar a mejor.
Luego yo mismo llegaba a casa y mi padre me soltaba, “hijo, no queda nada de aquel Valencia de 95 años de história, ahora es una empresa que parece, repito, PARECE, una empresa fracasada”, y la realidad es que parece cierto, pero para cientos de miles de aficionados de todo el mundo seguirá siendo el club que recientemente ha cumplido 97 años y que los valencianistas de verdad seguirán ayudando. Ya saben, aquel cántico de; “pasa el tiempo, pasa la gente…”.
Pero yo quería quitar lo deportivo en cuanto a resultados y mirar otras parcelas, primero la Dirección Deportiva, aquella que hace unos meses era totalmente de Nuno con asistencia de cercanos a Lim, desde el 13 de Enero con Jesús García Pitarch, al cual desde Tu Comarca le hicimos un análisis, publicado. Pitarch en una entrevista a la Cadena SER, afirmaba “si no me dejan trabajar con libertad y nada me tiene atado al puesto, me marcharé”. Y yo le pregunto respetuosamente al Señor García Pitarch: ¿De verdad está trabajando libremente? ¿Si no le dejan ejercer su puesto se marchará y dará las razones en Rueda de Prensa? Espero que sí. De momento, 2 entradas, la de Cheryshev que ha dado muy buenas sensaciones, y la de Siqueira, que no ha dado tanto nivel pero durante los partidos ha dado alguna señal de calidad, velocidad y verticalidad, aunque evidentemente no es como aquel Ghillerme Siqueira del Granada -además de también errores, será cuestión de encajar poco a poco, supongo-. La opinión es subjetiva y lícita mía.
Por otro lado, la Dirección Técnica, con la marcha de Nuno tras el partido en el Pizjuán, Mestalla sentía alivio, posteriormente se presentaba a Gary Neville el día 3 de diciembre. Poco se tardó en percatarse de que la comunicación con los jugadores y gente del cuerpo técnico es bastante insuficiente y moderada, tanto que en sala de prensa apenas ha entonado el castellano, incluso aquel cachondeo mirando al banquillo desde la zona técnica de Mestalla en que Gary pedía ayuda constante-y total, entiéndase-a Pako Ayestarán y Angulo. Además, sólo hay que mirar gestos durante los encuentros. Neville manifiesta decisiones, algunos jugadores asienten y obedecen, otros no hacen caso, básicamente porque no han entendido nada, y otros de alguna forma por los gestos, obedecen y como capitanes ejercen para el resto de compañeros que acaten las indicaciones del ayudante de la selección inglesa.
El/la valencianista se cansa de ver lo que quiere solo 1 partido y 3 malos, de irse muchos en el 80 porque no le gusta lo que ve. Algunos ya saben que no quieren renovar, de que hayan jugadores que quieren mejoras salariales y se arrastran por el campo mientras no tienen el esférico en los pies… “¿Perderme las fallas por ver a este equipo sin filosofía? Paso…”, lo he oído, lo han entonado muchas personas, aunque yo soy positivo y siempre digo que la cosa mejorará, pero totalmente respeto que la gente piense así, en otros equipos ya habrían dimitido, convocado elecciones o lo que sea en tal de aclarar todo; aprovechando esto, recuerdo algo que Gómez Colomer dijo hace poco en RadioEsport, “si viene alguien a DEMOCRATIZAR EL CLUB, mínimo habría que escucharlo”, y tiene razón, aunque no será con Peter Lim como máximo accionista, vamos, no tendría lógica, él hasta la fecha ha puesto varios cientos de millones de euros y no va a poner elecciones, sería ilógico que Lim se pusiese piedras por el camino, más aún con lo que ha puesto económicamente y lo que en principio va a seguir sumando, con reservas de dinero-que lo pueda recuperar- o no, pero él los ha puesto, no los «empresarios valencianos» que intentaban «atentar» los días de las votaciones de los patronos en el proceso de venta
¿Hasta cuándo será esto una «transición» y volverá a ser un equipo que luche por todo y se «plante» en las finales? ¿Aquello que dijo Salvo comparando con el Dortmund se ha perdido o se sigue queriéndose llevar adelante? ¿La temporada que viene sigue Gary? ¿Quién vendría y quién decide quién va a venir? ¿Qué jugadores se borrarán en caso de que no haya competición europea? ¿Renovará Feghoulí? ¿Continuará Cheryshev en Mestalla o habrá que buscarle alguien en calidad de traspaso? Infinidad de preguntas que creo que todos nos hacemos y que queremos respuestas lo antes posible, queremos levantar el vuelo, y personalmente me da igual celebrar el centenario en la Avenidas de las Cortes Valencianas, pero se haga donde se haga, que el quipo deje buenas sensaciones y que el equipo y club estén económica y deportivamente saneados, que de lo social, la gente se engancha rápidamente, doy fe.
Escribe Raúl Miralles Lacalle (@raulmks en twitter).

Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*