La Diputació financia 182 proyectos de infraestructuras en La Serranía con una inversión de 7,6 millones de euros

Post també disponible en: Valencià

Los municipios de La Serranía pueden ejecutar ya los proyectos de mejora de infraestructuras y servicios incluidos en el Plan de Inversiones 2020-21 de la Diputació de València, que dejará en la comarca 7.656.777 euros. La corporación provincial ha dado luz verde a 182 proyectos solicitados por los ayuntamientos que, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las vecinas y vecinos de La Serranía, serán una realidad en los próximos meses.

Entre las solicitudes de los municipios de la comarca destacan los 28 proyectos de mejora en instalaciones y equipamientos municipales; las 19 obras de saneamiento y redes de agua potable; las 18 actuaciones para asfaltar, acondicionar y mejorar caminos y viales; el mismo número de obras para la creación o mantenimiento de zonas verdes; y una quincena de proyectos de construcción, ampliación, equipamiento o renovación de espacios deportivos.

Los 19 municipios de La Serranía también han apostado por la adquisición, suministro y renovación de equipamientos urbanos y urbanización de calles, con un total de 14 intervenciones; una docena de obras de eficiencia energética en alumbrado e instalaciones municipales; y 6 proyectos para mejorar la accesibilidad en espacios públicos. En total, 77 actuaciones que cumplen algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incentivados por la Diputació y que se suman a otras obras en equipamientos culturales y educativos y proyectos relacionados con la movilidad y la conservación del patrimonio.

Proyectos destacados

Entre las actuaciones proyectadas por los ayuntamientos de La Serranía destacan la rehabilitación y cambio de uso del antiguo molino harinero a museo, biblioteca, archivo y escuela de adultos en Pedralba, con un presupuesto de 465.000 euros; la nueva construcción en la escuela infantil de Villar del Arzobispo (335.000 euros); la renovación de las redes de alcantarillado y agua potable de Chulilla (300.000); y la primera fase de construcción de un espacio social multiusos en Calles (190.000).

A estos proyectos se suman, entre otros, la consolidación y renovación de infraestructuras de agua potable en Gestalgar (220.000 euros); el equipamiento y adecuación de la zona exterior del albergue de La Yesa (110.000); los vestuarios y duchas interiores de la piscina de Alcublas (100.000); la rehabilitación integral de la Casa de la Cultura de Higueruelas y la instalación de un parque infantil en el entorno (110.000); la renovación de la piscina de Titaguas (70.000); la ampliación y habilitación como restaurante del centro de turismo La Jordana de Andilla (80.000); la mejora de la accesibilidad del bar del hogar del jubilado de Losa del Obispo (50.000); la instalación de placas solares en el pozo de agua potable de Alpuente (82.000); la primera fase de rehabilitación de un edificio para centro de dinamización social y económica en Benagéber (140.000); la renovación integral del frontón de Aras de los Olmos (40.000); y la construcción de un circuito deportivo Pump Track en el parque forestal de Chelva (30.000 euros). 

En palabras del diputado de Cooperación Municipal, Carlos Fernández Bielsa, “las obras de este nuevo Plan de Inversiones dan respuesta a las necesidades de los municipios de la provincia, que son los que mejor conocen su situación e indican a la Diputación dónde deben destinarse las ayudas”. En el apartado técnico, Fernández Bielsa destaca “la flexibilidad del programa, la ampliación de los plazos para facilitar la ejecución de las obras y la posibilidad de suspensión de los mismos por circunstancias extraordinarias, el asesoramiento para reinvertir los remanentes y garantizar que los municipios dispongan del importe total que les corresponde, así como el adelanto del 50% de la anualidad en el momento de la adjudicación”. 

Un plan de valores

El responsable provincial destaca que este es “un plan de valores”, no solo en cuanto al porcentaje de proyectos vinculados a la sostenibilidad. Un 54% de los municipios ha certificado su apuesta por la movilidad sostenible y un 76% de los ayuntamientos, alrededor de 200, tendrá un plan de igualdad en 2021, lo que convertirá Valencia en “la provincia más comprometida con la igualdad, pero también con la energía no contaminante, el agua limpia y el saneamiento, a la vanguardia de ciudades y comunidades sostenibles”. 

Y en ese plan de valores juegan un papel importante los planes urbanísticos de actuaciones municipales (PUAM), una herramienta de previsión de crecimiento sostenible y estrategia de desarrollo local con la que la Diputació incentiva a los ayuntamientos. En el caso de La Serranía, hasta 19 proyectos están directamente relacionados con los PUAM. 

En líneas generales, el Plan de Inversiones 2020-21 dará respuesta a 2.284 solicitudes de los ayuntamientos de la provincia, entes locales menores y mancomunidades para ejecutar otros tantos proyectos de mejora de infraestructuras y servicios en los municipios valencianos, con una inversión global de 144 millones de euros. El 90% de las obras  las gestionarán directamente los consistorios y el resto la Diputació, a petición de los mismos.

En cuanto a las categorías en las que se encuadran los proyectos presentados por los entes locales, un 72% son obras de mejora en infraestructuras y espacios públicos, un 14% suministros, un 12% planes urbanos estratégicos, los llamados PUAM, y un 2% adquisición de terrenos. Otro pilar de este Plan de Inversiones es la sostenibilidad. Más de 900 proyectos, un 40% del total, coinciden con objetivos de desarrollo sostenible como la eficiencia energética (21% de las solicitudes); red de saneamiento o distribución de agua potable (25% de los proyectos); mejora de la accesibilidad en edificación y espacios públicos (15%); y nuevas zonas verdes (14% de las actuaciones previstas).    

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*