Primera semana de clase en los centros públicos de Infantil y Primaria de Cheste marcada por la puesta en marcha de los planes de contingencia

Post també disponible en: Valencià

La brigada municipal y la Policía Local colaboran con la concejalía de Educación y los centros educativos para señalizar el exterior de los colegios y regular el tráfico, respectivamente, facilitando así el cumplimiento de la normativa COVID-19 en las entradas y salidas

El pasado lunes, 7 de septiembre, los centros  educativos públicos de Cheste de Infantil y Primaria abrían sus puertas para iniciar un nuevo curso, marcado por la puesta en funcionamiento de los planes de contingencia, con todo un despliegue de medidas de seguridad para evitar contagios de COVID-19. La concejalía de Educación se ha coordinado con la brigada municipal y la Policía Local para que ambos operativos colaboren con los colegios y garantizar así un acceso a los centros organizado, manteniendo la distancia de seguridad interpersonal. Para ello, la brigada señalizó los exteriores de los centros y la policía ha estado presente en las entradas y salidas, regulando el tráfico para facilitar los accesos del alumnado.

El CEIP Francisco Giner de Los Ríos tiene matriculados este curso a 218 niños y niñas. La plantilla de docentes está completa y ha sido reforzada por Conselleria, como en el resto de los centros. “A pesar de toda la incertidumbre causada por la nueva normativa, hacemos una valoración positiva del inicio de curso; la nueva organización es adecuada y funciona correctamente”, ha apuntado la directora del centro, Esther Martínez. “Tenemos unas instalaciones amplias y cuatro puertas de acceso al centro, por lo que podemos evitar aglomeraciones y guardar la distancia con relativa facilidad, tanto en las entradas y salidas como en el recreo; la amplitud de las clases, escaleras y pasillos también han facilitado mucho el diseño del plan. Seguimos atentos a las indicaciones de Conselleria y agradecemos la ayuda que nos ofrecen la concejala de Educación, Mª Ángeles Llorente, y el coordinador del centro médico, Esteban Rosero”.

El CEIP Ana Lluch cuenta con 225 alumnos y alumnas de Infantil y Primaria y suma cuatro plazas de docentes y dos plazas para el servicio del comedor escolar a las ya existentes. “El centro ha realizado un gran esfuerzo, junto con el Ayuntamiento, para adecuar espacios, señalizar, distribuir y planificar la incorporación del alumnado en tan breve espacio de tiempo, pero se está cumpliendo el protocolo establecido y durante estos primeros días no se ha producido ninguna incidencia destacable; el alumnado es consciente de la situación y las familias respetan y colaboran en el cumplimiento de las normas”, ha señalado la directora, Nieves García.

Por su parte, el CEIP Vicente Blasco Ibáñez ha estrenado el curso con 233 alumnos y alumnas y también cuenta con cuatro profesores adicionales y dos educadores extra en el servicio de comedor. “Desde el equipo docente de nuestro centro hemos creado un entorno seguro en el que dar la bienvenida y acompañar emocionalmente a nuestro alumnado en su vuelta al cole tras el anómalo fin de curso vivido; tenemos un gran reto educativo por delante”, ha explicado la directora, Paqui Moreno. “Queremos agradecer a las familias el compromiso que están mostrando en el cumplimiento de las nuevas normas, así como la implicación excepcional del AMPA y de la concejalía de Educación”.

Por último, la concejala de Educación, Mª Ángeles Llorente, ha destacado “la importante labor organizativa que se ha hecho en los centros durante el verano” y ha agradecido “el gran trabajo realizado por la brigada en la puesta a punto y señalización de los mismos, la adecuación de sus espacios verdes que ha llevado a cabo el personal de jardinería y los cortes de las calles pertinentes por parte de la Policía Local para la facilitar las entradas y salidas”.

Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner
Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*