Riba-roja pide autoconfinarse a la ciudadanía mientras prepara medidas económicas para restauración, agencias de viajes y personas paradas

Post també disponible en: Valencià

El ayuntamiento muestra “preocupación” por los 104 casos en una semana

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha realizado un llamamiento al “autoconfinamiento” a la ciudadanía para reducir el “preocupante” aumento de nuevos casos de coronavirus entre la población detectados en la última semana cifrado en 104 personas. El gobierno municipal ha exhortado a los vecinos de la localidad a adoptar todas las medidas preventivas para evitar una propagación de nuevos contagios. 

Cabe recordar que, a finales de diciembre pasado, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria decidió clausurar toda actividad municipal no esencial ante el incremento de contagios de aquellas semanas con el objetivo de adelantarse a cualquier repunte importante. Sin embargo, los 104 nuevos contagios detectados por las autoridades sanitarias en esta última semana obligarán a tomar medidas “más duras” en la movilidad.   

Desde el equipo de gobierno se observa con “mucha preocupación” el aumento de nuevos casos y, por ello, se eliminarán la totalidad de las actividades municipales y se reducirá la presencia física en las instalaciones públicas, excepto en los casos necesarios. El ayuntamiento considera prioritario “salvaguardar la salud de los vecinos” como uno de los ejes principales en este proceso. 

La orden con las nuevas medidas entrará en vigor desde hoy miércoles y permanecerán en vigor hasta nuevo aviso, con el cierre de todos los servicios municipales no esenciales de carácter turístico, cultural o social, la reducción del aforo del Parque Maldonado, mayores controles de acceso y límite de aforos en transporte público, centros esenciales y servicios públicos, una intensificación de la limpieza y desinfección viaria y en las zonas de alto tránsito de personas. Las clases en cualquiera de sus modalidades se sustituirán, siempre que sea posible, por medios telemáticos, excepto en los exámenes con carácter oficial. 

El decreto contiene también el cierre del auditorio, la apertura de las bibliotecas únicamente para el préstamo de libros mientras que en las instalaciones municipales solo se permitirán los entrenamientos de los clubes federados para las competiciones y a puerta cerrada. 

La policía local de Riba-roja de Túria intensificará, además, los controles en aquellas áreas del término municipal previstas para vigilar el cumplimiento de las obligaciones legales vigentes actualmente en la localidad, de forma que se puedan evitar nuevos contagios o focos de propagación del coronavirus. Se impondrán las correspondientes denuncias a todos los infractores que incurran en algunas de las acciones contenidas en la ley.

Paralelamente, el equipo de gobierno de Riba-roja ha anunciado la preparación de importantes medidas de índole económico destinadas a mitigar las restricciones horarias y de funcionamiento entre la restauración, las agencias de viajes y, al mismo tiempo, ayudas enfocadas para las personas paradas. Los técnicos municipales están ultimando los detalles para poner en marcha este paquete de medidas que se pondrá en marcha en las próximas semanas. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha expresado “la enorme preocupación de este equipo de gobierno ante la evolución de los nuevos casos de coronavirus entre la población durante los últimos días y que auguran semanas muy duras ante los que la ciudadanía tiene que prepararse y concienciarse de la importancia de adoptar todas aquellas medidas de prevención necesarias”.

Mi banner

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*